CASO FERNANDO BÁEZ

Crimen de Fernando Báez Sosa: cómo sigue la causa que investiga a los rugbiers

La familia de la víctima solicitó la elevación a juicio oral.
sábado, 16 de enero de 2021 · 11:51

El lunes se cumplirá un año del homicidio de Fernando Baez Sosa, el joven de 18 años que fue atacado en la puerta de un boliche en Villa Gessell por un grupo de rugbiers. Tras pasar los últimos meses en aislamiento, los acusados se enfrentarán a un juicio oral y público.

Ocho jóvenes oriundos de Zárate, Buenos Aires, están imputados por homicidio de Fernando, doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado tras un hecho que conmovió a todo el país. 

Los homicidas de Fernando están detenidos en la Alcaidía de Melchor Romero, a pocos kilómetros de La Plata.

El Ministerio Público y los representantes legales de la familia de la víctima, Fernando Burlando y Fabián Améndola, solicitaron la elevación a juicio de los ochos imputados y de sus otros dos amigos que aguardaban el sobreseimiento. 

La defensa de los rugbiers que atacaron a Báez Sosa tendrá un mes para hacer su descargo. Luego, será el juez de Garantías David Mancinelli quien defina elevación a juicio y establezca una fecha para iniciar las audiencias. 

Fuente: (Todo Noticias)

Diego Escoda, fiscal general de Dolores, reconoció en diálogo con La Nación que la pandemia de coronavirus podría afectar en los plazos. Sin embargo, confían en que el juicio de los jóvenes que terminaron con la vida de Báez logre realizarse antes de fin de año.

Los imputados, Máximo Thomsen, Enzo Comelli, Matías Benicelli, Blas Cinalli, Ayrton Viollaz y Ciro, Luciano y Lucas Pertossi, pueden pedir ser juzgados por un jurado popular de 12 personas, lo que podrá retrasar el juicio ya que prácticamente anula la posibilidad de celebrar audiencias del caso Fernando de manera virtual.

Fernando perdió la vida afuera del boliche Le Brique, luego de que los rugbiers de Zárate lo atacaran.

Burlando destacó el hecho de que los rugbiers estén en una prisión de La Plata, y dijo que lo considera "un éxito". Sin embargo, trabajará para alcanzar una sentencia firme.

"No hay posibilidad de que el crimen quede impune. Es abrumadora la cantidad de pruebas que hay contra todas las personas que están sospechadas del homicidio de Fernando", agregó el abogado a La Nación.