IVERMECTINA

La Pampa: cuál es el nuevo fármaco no autorizado que se usa contra el coronavirus

En todo el país ya hay 15 tratamientos en investigación.
lunes, 25 de enero de 2021 · 09:19

El crecimiento de casos de coronavirus en el país ha llevado a varias provincias ha probar tratamientos alternativos para combatir la enfermedad, muchos de los cuales aún no están autorizados por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT). Ese es el caso de La Pampa, que en los últimos días comenzó a utilizar la ivermectina, un fármaco antiparasitario que suele utilizarse en personas y animales y, ahora, "para prevenir" el coronavirus.

Si bien el uso de la ivermectina no está aprobado por la ANMAT, sí lo están sus estudios clínicos. Las investigaciones están en curso, de la misma manera que ocurre con otras 14 sustancias que también se han utilizado para enfrentar a la enfermedad pandémica mientras el país aguarda por las vacunas que llegarán desde el exterior.

La ivermectina ha arrojado una mejora del 30% en los pacientes que la han recibido, pero no hay evidencias firmes de que funcione para la prevención del coronavirus. Sus defensores sostienen que su uso reduce la duración de la fiebre en los casos no hospitalizados. El fármaco tendría un efecto "inmunomodulador", por lo que el organismo refuerza su respuesta inmunológica. De todos modos, los expertos remarcan que aún no hay evidencia científica que respalde su uso.

Además de La Pampa y pese a la falta de autorización de la ANMAT, el fármaco es utilizado en Corrientes, Misiones, Chaco, Tucumán y Salta.

Qué dice la Sociedad Argentina de Infectología.

La Sociedad Argentina de Infectología (SADI) emitió un comunicado respecto a la ivermectina, donde informó que su aval científico es "de muy baja calidad". Además, explicaron que el suministro de dosis terapéuticas “puede provocar un número frecuente y considerable de efectos secundarios adversos, desde leves a graves”. Asimismo, el ente remarcó que el uso de cualquier medicamento en carácter de uso compasivo, solo puede permitirse en pacientes debidamente identificados, y no de forma masiva.