BANCO MUNDIAL

El Banco Mundial proyectó cuál será el crecimiento de Argentina en 2021

El Banco Mundial dio a conocer sus estimaciones para la salida de la crisis en el país.
miércoles, 6 de octubre de 2021 · 15:32

Con la reducción de los casos, las hospitalizaciones y la mortalidad a partir de la exitosa campaña de vacunación contra el coronavirus en todo el país, el Gobierno tiene su objetivo puesto en la recuperación de la economía para salir de la crisis. En este contexto, el Banco Mundial proyectó el crecimiento para 2021.

Al respecto, la entidad estima un que será del 7,5 % y una desaceleración a 2,6 % en 2022 en el marco de la reconstrucción global de la pandemia. A su vez, los datos fueron anunciados por el Banco Mundial en la conferencia de prensa del economista jefe de América Latina y el Caribe, William Maloney.

Asimismo, significó la previa a la reunión conjunta del Fondo Monetario Internacional (FMI) con el Banco Mundial que se llevará a cabo la semana próxima. Además, se puede desprender del análisis que Argentina necesitaría dos años para recuperar lo perdido en 2020 durante la peor etapa de la crisis de la COVID 19. Por otro lado, para regresar a niveles de fines de 2018, recién tres años.

La salida de la crisis dependerá de la negociación con el FMI.

 

La región

Según Maloney, a nivel regional la previsión es del 6,3 % en 2021, por lo que Argentina está por encima del promedio. “La deslucida recuperación, sumada a las bajas tasas de crecimiento de la década anterior, sugiere la existencia de problemas estructurales internos en la región y apunta a la urgencia de abordar la lista de déficits internos ampliamente conocidos en materia de infraestructura, educación, política energética, capacidad empresarial e innovación, y de afrontar al mismo tiempo algunos nuevos retos relacionados con el cambio climático”, indicó.

Finalmente, la institución internacional advirtió que “una reaparición del virus provocaría nuevas caídas en el nivel de actividad económica, no sólo por las medidas de los Gobiernos para hacer respetar el distanciamiento físico, sino también porque la mitad de la disminución de la actividad se debe al distanciamiento voluntario, por miedo a la enfermedad”.