Política

Aníbal Fernández lamentó el caso de Roberto Sabo: “Las estadísticas no son nada, es un ser humano”

El ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, señaló que “no es un tema de la Policía Federal”.
martes, 9 de noviembre de 2021 · 14:51

El ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, lamentó el hecho de violencia que terminó con la vida de Roberto Sabo en Ramos Mejía y sostuvo “las estadísticas no son nada” ante este tipo de situaciones.

En este sentido, el funcionario señaló que “no se pueden explicar muchas cosas cuando estamos trabajando en algo tan delicado”. A su vez, Aníbal Fernández afirmó que le gustaría conversar con la familia de la víctima: “Es un ser humano, duele, es tristísimo”.

Asimismo, respondió a una pregunta de una periodista que le comentó que el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, calificó el problema de la seguridad como una enfermedad endémica. Ante esta afirmación, Aníbal Fernández interpretó que “sucede en todos los lugares del mundo, en algunos más y en otros menos”.

Por otro lado, pese a los pedidos de algunos sectores de la sociedad, el político indicó que el Gobierno no tiene “ni mano dura ni mano blanda” y no le van a “pegar a la gente ni tirarle escopetazos”.

“Nunca voy a estar del lado de la represión. Estuve 5 años en la fuerza y me fui sin un muerto”, replicó y le respondió a la exministra de Seguridad, Patricia Bullrich. Además, recordó que la titular del PRO se “fue con dos muertos”, en referencia a Santiago Maldonado y a Rafael Nahuel.

La Policía bonaerense reprimió a los y las manifestantes que protestaron en Ramos Mejía.

Al mismo tiempo, aclaró: “No es un tema de la policía federal. Lo estamos haciendo con Gendarmería. La Matanza tiene un millón y medio de habitantes. Pretender estar uno en cada cuadra es impensado. Las fuerzas están. Ayer envié quinientos efectivos más”.

 

Sergio Berni pidió que la Justicia se alinee

Durante una entrevista en la señal de noticias TN, Berni pidió que “la Justicia se alinee” porque no es una cuestión exclusiva de la Policía, y no basta con “poner más o menos patrulleros o policías” ya que eso sería estar “mirando el problema por el ojo de una cerradura”.

“Hay jueces que son muy buenos y otros que son muy malos, como en todo”, enfatizó. “Los países más seguros no son los que más policías tienen, son los que tienen acceso más fácil a la Justicia y mayor cantidad de fiscales por habitante”, concluyó.