ECONOMÍA

A contra reloj: qué medidas impondría el Gobierno para controlar el aumento de precios

Comienzan las negociaciones con el sector privado para establecer nuevas acciones que beneficien los precios que pagan los consumidores.
lunes, 20 de diciembre de 2021 · 09:29

El Gobierno debe comenzar 2022 con expectativas alcistas que golpean directamente el bolsillo de la población, por lo que ha comenzado desde ya a negociar medidas que contribuyan a desacelerar los precios de los productos básicos para el consumo.

El Ejecutivo busca que el sector productivo priorice el abastecimiento del mercado local y garantice precios accesibles. Para eso, se deben establecer pautas nuevas, medidas de control y acuerdos que permitan mantener valores similares a los de 2021.

El Ejecutivo busca que la inflación impacte en menor forma a los consumidores.

El viernes, el Ministerio de Agricultura oficializó una resolución que establece que el maíz y trigo se comercializará principalmente para cubrir la demanda interna, lo que significa mejores precios para los consumidores.

Anteriormente, se garantizaba el equilibrio de estos productos, pero para favorecer la exportación a otras partes del mundo. El titular de Agricultura, Julián Domínguez, explicó que era necesario hacer un cambio que beneficie a los residentes del país.

Dominguez ya comenzó las reuniones con los sectores productivos del país.

“Se fijan cifras de 41.6 millones de toneladas de maíz y 12.5 millones de toneladas de trigo destinadas a los mercados internacionales, de manera que no comprometan el abastecimiento del mercado interno”, detalló el funcionario.

El Gobierno no descarta crear un fondo especial, con dinero que llegue de los exportadores y sea destinado a compensar a las industrias transformadoras de maíz y trigo. Entre ellos hay molinos y avícolas que tendrían un aliciente ante los costos internacionales.  

El trigo será uno de lo productos incluidos en el acuerdo del Ejecutivo.

 

Compensaciones en puerta

Los exportadores e industriales serían compensados con 3.1 millones de toneladas de trigo y 1.5 millones de toneladas de maíz, volúmenes que serían indispensables para asegurar el abastecimiento y sostener el importe interno.

Al establecer volúmenes máximos se asegura el abastecimiento sin especulación en el país.

El proyecto lleva el nombre de Fondo Anticíclico Agropecuario y establece precios de referencia acordados por el Ministerio de Agricultura según cálculos hasta noviembre de 2021. Explica que se necesitarán $14.645 millones para subsidiar los costos de los alimentos internos para consumo básico.