ALBERTO FERNÁNDEZ

La aprobación popular de Alberto Fernández tocó su punto más bajo desde que inició la pandemia

La gestión del presidente contra el coronavirus es aprobada por apenas el 38%.
lunes, 1 de febrero de 2021 · 14:16

La aprobación popular sobre el manejo de la pandemia de coronavirus por parte del presidente de la nación, Alberto Fernández, que supo tener una adhesión del 84% en abril, es hoy de un 38%. El relevamiento fue realizado por la firma Poliarquía Consultores durante la última semana de enero, y se trata del punto más bajo registrado hasta el momento.

En función de los partidismos políticos, la aprobación del Gobierno está sumamente dividida. El sector kirchnerista aprueba en su mayoría el manejo de la pandemia por parte del presidente (92%), mientras que los peronistas no kirchneristas se distancian por apenas un punto porcentual entre quienes lo desaprueban. Los votantes de Cambiemos, como era de esperar, rechazan en su mayoría las decisiones tomadas por Fernández.

Es la tercera semana consecutiva en que la aprobación del presidente baja, y la primera vez que es inferior al 40%.

Sin embargo, en algo han coincidido todos los sectores políticos: quién es responsable del aumento de los casos. En medio de las mayores flexibilizaciones del Gobierno nacional y de las autoridades provinciales, la mayor parte de los encuestados cree que el culpable es la irresponsabilidad ciudadana.

Los movimientos en la aprobación popular llaman la atención de cualquier Gobierno, y más aún en un año electoral. A ocho meses para los comicios legislativos, el panorama político argentino está intrínsecamente ligado al sanitario y económico. El avance de la campaña de vacunación y la recuperación económica serán los dos bastones del Gobierno para caminar hasta octubre.

Alejandro Catterberg, director de Poliarquía, explicó en diálogo con Infobae que la aprobación hacia el presidente Fernández bajó por cuatro motivos en particular: el desgaste personal de la pandemia, la situación económica, las incertidumbre de la llegada de las vacunas y el inicio de clases. "La mayoría de la sociedad es muy clara en lo que opina sobre la educación o sobre si hay que endurecer o no las restricciones", agregó Catterberg, en referencia al regreso de la presencialidad en las escuelas.