VINO

Un estudio revela que más del 43% del precio del vino corresponde a impuestos

Así lo informó CAME. Los productores solo aportan una mínima parte.
domingo, 14 de marzo de 2021 · 19:03

El jueves, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) presentó un informe sobre la inflación para el mes de febrero y analizó cuáles fueron los alimentos que más aumentaron en dicho mes. Uno de ellos fue el vino común, que sufrió una suba del 8.9%. Ahora, un informe reveló que, del precio total de la bebida, gran parte corresponde a impuestos.

De acuerdo con un estudio de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), más del 43% del precio del vino tinto tetra y la botella gama media-baja de 750 centímetros cúbicos son impuestos, tanto de nivel nacional como provincial o municipal.

Según el ente empresarial, en el caso del envasado en cartón, cuyo valor promedio en la Ciudad de Buenos Aires es del $88.7, el 43.1% ($38.3) corresponde a impuestos. El resto se compone de un 21.6% de la industria bodeguera ($19.2); un 15.2% de la venta mayorista ($13.4); un 10.7% del minorista ($9.4); y un 9.4% del productor de la bebida alcohólica ($8.4).

Así se divide el precio del vino en caja de cartón, según la CAME.

“Al desagregar los impuestos desde la cosecha de la uva hasta la venta del tetra en góndola, se observa que el 69.9% son impuestos de origen nacional y el 30.1% provinciales o tasas municipales”, señala el informe de CAME. Al discriminar los distintos tributos, el 41.9% es del IVA, el 24.5% del Impuesto a las Ganancias, el 16% de Ingresos Brutos, el 3.5% de impuestos sobre la mano de obra, y el 14.1% de impuestos provinciales o municipales.

Con respecto al vino tinto gama media-baja en botella de 750 centímetro cúbicos, el precio promedio en el territorio porteño es de $215.5. De esto, el 43.3% corresponde a distintos aranceles ($93.4). El segundo agregado más importante es la industria bodeguera, con un 22% ($47.4); el mayorista, con el 17.6% ($37.9); el minorista, con un 11.3% ($24.5); y el productor solo aporta el 5.8% ($12.4).

De los impuestos específicos de la cadena de valor, el 41.3% corresponde al IVA, el 23.9% al Impuesto a las Ganancias, el 15.5% a Ingresos Brutos, el 4.2% a impuestos de mano de obra, y el 15.1% a agregados provinciales o tasas municipales.

La composición del precio del vino en botella, según la CAME.

En cuanto a los envases en los que se comercializa el vino, de acuerdo con el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), la botella representó el 59.7%, seguido del envase de cartón, con el 36.1%. La damajuana incidió en un 3.8%, y otros formatos, un 0.42%.

“Al analizar el segundo eslabón -la industria bodeguera-, se visibiliza la alta incidencia de los insumos en la estructura de costos”, explican desde CAME. Así, en la botella, la elaboración y el fraccionamiento de la bebida corresponden al 10% del costo, mientras que los insumos -botella, etiqueta, corcho y capuchón- son el 33.3%. En el tetra, los valores son distintos: la elaboración y el fraccionamiento representan el 12%, mientras que los insumos son el 24%.

Más de