NICOLÁS TROTTA

Nicolás Trotta reiteró que no van a dudar en suspender la presencialidad “si es necesario”

Aguardan que el proceso de vacunación genere indicadores epidemiológicos más positivos.
jueves, 4 de marzo de 2021 · 17:00

Esta semana, 16 provincias del país reabrieron las escuelas y emprendieron un regreso paulatino a las clases presenciales. Asimismo, en los próximos diez días se va a terminar de iniciar el ciclo lectivo 2021 en todo el territorio nacional. Pese a las ansias por comenzar el camino hacia la nueva normalidad, reina la incertidumbre por la permanencia de contagios por coronavirus. Ante esto, el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, opinó al respecto. 

En declaraciones radiales, Nicolás Trotta confió a El Destape Radio que desde su cartera no van a dudar en suspender la presencialidad “si es necesario”. En tanto, el ministro explicó: “Nosotros queremos priorizar la presencialidad cuidada, pero eso va también de la mano de lo que ha dicho nuestro presidente que es cuidar la salud”.

En este sentido, el funcionario señaló que harán todo lo posible por “sostener el esquema de presencialidad” que inició en gran parte del país”, pero advirtió que si llega a haber una situación epidemiológica compleja se tomarán las “decisiones necesarias” para suspender las clases.

Una maestra de Buenos Aires recibe a un alumno. 

Al mismo tiempo, Trotta contó que el inicio del ciclo lectivo 2021 en todo el territorio nacional implica una supervisión y evaluación epidemiológica constante para evitar escenarios complejos. Por último, reconoció que tienen toda la expectativa en el proceso de vacunación y aguardan a que comience a generar indicadores epidemiológicos más positivos. 

Qué hacer ante un caso sospechoso de coronavirus en las escuelas

Ante la presencia de un caso sospechoso o positivo de coronavirus en una escuela, el protocolo establece que se debe aislar al grupo de alumnos y alumnas que hayan tenido contacto con el posible contagio y a los y las docentes que hayan estado frente a dicho grupo de estudiantes. 

Asimismo, aclara que si el caso sospechoso es un o una estudiante se debe aislar durante 14 días corridos al grupo al que pertenece y las y los maestros que les hayan impartido clases hasta 48 horas antes de la aparición del primer síntoma o realización del test. Mientras que si el caso sospechoso es un o una docente se procederá igual, con un aislamiento de 14 días, pero de todos los grupos con los que estuvo en contacto las 48 horas previas a los síntomas o resultado del test.