AXEL KICILLOF

Kicillof endurece las restricciones en la Provincia: suspendió las clases en otras 4 localidades

Bolívar, Castelli, General Villegas y Zarate adoptarán la modalidad virtual durante dos semanas.
jueves, 22 de abril de 2021 · 14:32

El gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, oficializó esta mañana una medida adelantada ayer por el jefe de Gabinete Carlos Bianco. Las localidades de Zárate, Castelli y General Villegas suspenderán la presencialidad en sus aulas a partir del próximo lunes. A última hora también se sumó la localidad de Bolívar.

Las nuevas restricciones lanzadas por Kicillof comenzarán a regir en los cuatro distritos a partir del próximo lunes 26 de abril, y tendrán una duración de dos semanas. En el medio caducará la normativa vigente en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), por lo que hay expectativa ante la posibilidad de una nueva extensión.

La suspensión de clases en los cuatro municipios llega como una “medida excepcional, temporaria y focalizada” y, según remarcó ayer Bianco durante una conferencia de prensa, se trata de un pedido explícito de los intendentes. Además, el jefe de Gabinete deslizó que Eduardo Campana, de General Villegas, pertenece a Juntos por el Cambio.

La localidad ubicada al oeste de la Provincia cuenta con pequeñas localidades adjuntas a su jurisprudencia, que por su acotado tamaño no deberán responder ante las nuevas restricciones dictadas por el gobernador. Se trata de las localidades de Cañada Seca, Coronel Charlone, Santa Eleonora, Villa Saboya y Villa Sauce.

 

La Provincia realizó nuevas advertencias

El ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán, advirtió una vez más la peligrosa situación que atraviesa el sistema sanitario local. Mientras los hospitales y clínicas de la Ciudad de Buenos Aires y del conurbano bonaerense comienzan a quedarse sin disponibilidad de camas de terapia intensiva, el funcionario remarcó que “ya nadie tiene segura una cama”.

“Ni el que tenga la prepaga más cara el país tiene asegurada una cama”, agregó Gollán, quien explicó que las cifras de ocupación divulgadas no reflejan la realidad de lo que pasa. Al ser un promedio entre todos los centros de salud de una determinada jurisdicción, las estadísticas no amparan los casos en que llegan a un hospital más pacientes de los que pueden ser atendidos, y comienza un ciclo de derivaciones preocupante y riesgoso.