CONURBANO BONAERENSE

Preocupación en el conurbano bonaerense: casi no quedan camas de terapia intensiva

Un informe remitido a Axel Kicillof revela que muchos municipios tienen más del 80% ocupado.
viernes, 23 de abril de 2021 · 08:17

La segunda ola de coronavirus golpea fuerte al conurbano bonaerense. Las unidades de terapia intensiva de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) se fueron llenando y los pacientes empezaron a ser derivados a la Provincia de Buenos Aires. Eso, sumado a sus propios casos llevó a que el sistema de salud este al borde de la saturación.

Según un parte reservado remitido al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, los hospitales públicos y privados del conurbano bonaerense tienen un nivel de ocupación de camas por encima del 80%. En tanto, Ituzaingó, Berazategui, Berisso, Escobar, Lanús, San Martín, San Isidro y Vicente López son los más complicados.

En Ituzaingó la ocupación de camas de terapia intensiva es del 93.10% y hasta el momento del informe solo quedaban 2 disponibles de las 29 camas. En Berazategui la disponibilidad de camas es del 14% y solo quedaban 4 camas disponibles. En Berisso era del 87.10%, con 4 camas disponibles; en Escobar era del 87.80%, con 5 camas disponibles; en Lanús era del 81.58%, con 14 camas disponibles; en San Martín era del 83.33%, con 10 camas disponibles; en San Isidro la ocupación era del 90%, con solo 2 camas disponibles; y en Vicente López era del 85.51%, con 10 camas de terapia intensiva disponibles.

El principal temor del Gobierno nacional y bonaerense es que haya una multiplicación de casos en el segundo y en el tercer cordón del Gran Buenos Aires, que tiene un sistema de salud más débil ante una propagación del virus.

Frente a esto, el presidente de la Nación, Alberto Fernández, junto con Kicillof y equipos médicos, analizaron la posibilidad de volver a Fase 1, ya que el conurbano bonaerense se sigue manejando por el sistema de Fases y ya hay 63 distritos que se encuentran en Fase 2.

 

Declaraciones de Daniel Gollán

Ayer, el ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán, aseguró que “aunque pagues (una medicina prepaga) no tenes asegurada una cama”. Sin embargo, afirmó que “hay pequeños indicios de que se está desacelerando la curva de contagios”.

“El primero es la disminución de los llamados a la línea 148, otro es el ritmo de crecimiento que empezó a disminuir. De 67 por ciento que teníamos hace dos semanas pasamos a un 17 por ciento en las dos últimas y también bajó la demanda de hisopados", sostuvo el funcionario en declaraciones al canal América.

En cuanto al Sistema de Gestión de Camas (Sigec) provincial, que había sido criticado por algunos medios, Gollán remarcó que es "una herramienta esencial” para "tener la información de todo el sistema de salud, para poder saber cuántas camas quedan y gestionar con eficiencia las derivaciones".