GOBIERNO NACIONAL

Estos son los tres modelos de presencialidad que propondrá el Gobierno

Nicolás Trotta explicó qué alternativas evalúa el Ejecutivo para después del DNU.
lunes, 26 de abril de 2021 · 07:51

El Gobierno nacional no hace caso omiso del fuerte reclamo que hizo una parte de la sociedad cuando suspendió las clases presenciales. Ahora, a cuatro días de que venza el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), el Ejecutivo evalúa modelos alternativos para que los chicos puedan seguir asistiendo a clases.

Tal como había adelantado el ministro de Educación, Nicolás Trotta, la “presencialidad administrada” es una de las posibilidades que mejor ve el Gobierno para esta segunda ola de coronavirus. Se trata de un modelo que restringe parcialmente la presencialidad, priorizando ciertas edades o grupos, con el objetivo de reducir la circulación en las calles.

"Hay que ver cómo evoluciona la realidad epidemiológica en toda la región metropolitana de Buenos Aires, pero el proyecto propone que, antes que suspender la presencialidad, reducir la misma a través de su administración", indicó en diálogo con Página/12 Trotta, quien además explicó que el modelo de “presencialidad administrada” postula tres alternativas.

La primera opción prioriza a todos los niveles educativos y apuesta por reducir la frecuencia de la concurrencia de las y los estudiantes durante la semana; el segundo, sugiere priorizar determinados niveles educativos (como los primeros y últimos años de la primaria y secundaria) para que continúen con la presencialidad, mientras reduce la asistencia del resto de los cursos; y el tercero, propone priorizar a aquellas alumnas y alumnos que se vieron más afectados por la pandemia, incluidos en la modalidad de promoción acompañada.

"Con la presencialidad administrada intentamos plantear una iniciativa que, si la realidad epidemiológica lo permite, aporte a la disminución de la circulación de personas desde las escuelas", agregó el ministro de Educación, aunque advirtió que la decisión dependerá de las cifras que se registren en los próximos cuatro días.

"Tenemos que esperar a ver qué sucede esta semana antes de tomar una decisión, todavía es muy prematuro. No solo porque todavía nos quedan cuatro días hábiles para conocer el impacto de las medidas, sino porque también hay que analizar cómo va a condicionar el incumplimiento del decreto por parte del gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA)", concluyó el funcionario.

 

El fallo de la Corte Suprema

Mientras tanto, la Corte Suprema de Justicia debe expedirse acerca del pedido de inconstitucionalidad que hizo el Gobierno porteño sobre la medida implementada por el Ejecutivo nacional.

El Gobierno nacional tiene hasta el próximo martes para presentar pruebas y responder a los argumentos del gobernador de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta. Se espera que ese mismo día el Máximo Tribunal resuelva a favor de una de las partes. Si su decisión no llega para antes del 30 de abril, el DNU dejará de tener vigencia y se habrá extinguido el motivo del enfrentamiento.