POBREZA

La asistencia del Estado evitó que la pobreza supere el 50% en 2020

La Universidad Católica Argentina elaboró un informe sobre el impacto de la pandemia en la sociedad.
jueves, 6 de mayo de 2021 · 11:22

El Observatorio de Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) publicó su último estudio sobre el impacto de la pandemia en la sociedad argentina en términos económicos. Los datos oficiales del 2020 determinaron que la pobreza aumentó un 42% a lo largo del año, aunque el estudio remarca que el número hubiese sido del 52% si el Gobierno nacional no lleva adelante políticas asistencialistas.

Los programas ingresos extraordinarios o asistencias a las pequeñas y medianas empresas, como el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) o el Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), evitaron que la proporción que cayó por debajo de la línea de pobreza sea superior a la mitad. Además, si estas políticas no se llevaban a cabo, uno de cada cuatro argentinos habría terminado el año en la indigencia.

“Efectos de la pandemia Covid-19 sobre la dinámica del bienestar de la Argentina urbana”, así se titula el estudio de la UCA que se presentará hoy en el seminario académico "Pobreza Multidimensional y desigualdades sociales en la Argentina urbana 2010-2020. Desafíos teórico-metodológicos para su medición bajo el escenario Covid-19”, organizado por la universidad.

La pandemia de coronavirus profundizó la crisis económica del país, y aceleró el crecimiento de la pobreza, un flagelo que venía en aumento desde 2018. Según las estimaciones de ese año, el 33.6% de la población no lograba suplir la totalidad de sus necesidades básicas. Al año siguiente, el número escaló al 39.8%, y en 2020 trepó al 44.7% (las cifras del INDEC difieren levemente, ya que la UCA tomó los datos disponibles hasta octubre).

Fuente: (Televisión Pública Noticias)

El análisis remarca la importancia y eficacia de los programas de asistencialismo impulsados desde el gobierno, que tuvieron efectos en más de la mitad de la población (55.4%). Centrando el foco del análisis en los sectores pobres, casi 8 de cada 10 argentinos recibieron algún tipo de ayuda estatal.

 

Factores que encendieron las alarmas

El informe de la UCA destaca principalmente dos factores que confluyeron para formar un contexto poco alentador para la sociedad argentina: el estancamiento económico durante casi 10 años y las políticas de confinamiento en el marco de la pandemia. El Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) causó una merma considerable en los ingresos familiares, que no lograron recuperarse.

La pandemia de coronavirus, según explica el estudio, aceleró un proceso ya de por sí desalentador en el país. “Esta evolución se explica por el fuerte impacto que tuvieron las medidas restrictivas sobre una economía con la trayectoria estancada y recesiva de los últimos años”, marca el informe. Y agrega: “Los efectos sobre el mercado de trabajo impactaron fuertemente en el ingreso de los hogares, particularmente de los más vulnerables en términos de sus inserciones laborales, llevando al incremento de la inseguridad alimentaria severa respecto a 2019”.