EVO MORALES

Evo Morales rompió el silencio y habló sobre la participación de Macri en el golpe de Estado

Aseguró que su destitución como presidente de Bolivia fue parte de un Plan Cóndor del siglo XXI.
martes, 13 de julio de 2021 · 21:52

Evo Morales habló sobre la participación de Mauricio Macri en el golpe de Estado que lo sacó de la presidencia en 2019 y puso a Jeanine Áñez en el poder. Recientemente se dio a conocer el envío de material bélico desde el Estado argentino al país vecino, de manera tal que el expresidente contribuyó abiertamente al derrocamiento de la democracia en Bolivia.

El exmandatario boliviano denunció que hay nuevas pruebas que dan cuenta de la participación del expresidente de Argentina y señaló que “no podía entender por qué un país con la misma historia participara con su presidente del golpe de Estado”.

Para Evo Morales, la interrupción de su mandato forma parte de un Plan Cóndor del siglo XXI, que fue encabezado por Estados Unidos y que contó con el apoyo de los países donde gobernaba la derecha, como en el caso de Argentina.

Fuente: (C5N)

 

Un golpe contra el plan económico

El líder del Movimiento al Socialismo (MAS) aseguró que el golpe de Estado de 2019 fue un ataque contra el plan económico que desarrolló durante sus mandatos en Bolivia y que se encuadra en el marco de las políticas de exterminio contra los pueblos originarios. “No aceptaron que los indígenas gobiernen en Bolivia y demuestren que los programas del pueblo son mejores que los del neoliberalismo”, manifestó. Y subrayó la diferencia con los planes económicos del imperialismo y del FMI.

En relación a eso, Evo Morales recordó una conversación que tuvo con Mauricio Macri, en la que el expresidente argentino le consultó cuál era el secreto para el crecimiento económico de su país. Morales dijo que le recomendó nacionalizar los recursos naturales y que, luego de eso, Macri no le volvió a hablar.

Fuente: (C5N)

 

La inteligencia argentina y su vínculo con la CIA

Por último, Evo Morales confirmó que Argentina fue colaboradora de la Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) en su intento por encontrar supuestas pruebas que lo vinculen con actividades de corrupción. “No encontraron nada y no van a encontrar”, remató el expresidente boliviano.