MAURICIO MACRI

Macri, durísimo contra el Gobierno: “Al final tenemos 10% más de pobres y 100 mil fallecidos”

El expresidente criticó al Frente de Todos por su gestión de la pandemia del coronavirus.
jueves, 15 de julio de 2021 · 11:25

Tras haber superado la barrera de 100 mil fallecidos por el coronavirus, el expresidente de la Nación, Mauricio Macri, renovó sus críticas contra el gobierno de coalición por su gestión de la pandemia.

“Somos uno de los países que peor manejó la pandemia en el mundo. Con más humildad y menos ideología las cosas podrían haber sido mucho mejor manejadas”, aseguró el líder de Juntos por el Cambio desde Zúrich, Suiza, en donde se encuentra varado por el cupo a los viajeros.

“La sensación que tengo es de dolor por esas vidas que se perdieron y que pudieron haber sido muchas menos”, agregó Macri, quien remató: Al final tenemos 10% más de pobres y 100 mil muertos.

La frase del exmandatario hace alusión a las declaraciones que dio el año pasado el actual presidente Alberto Fernández para defender el aislamiento estricto. “Prefiero tener 10% más de pobres y no 100 mil muertos”, había expresado el jefe de Estado.

En ese sentido, el dirigente opositor sostuvo en diálogo con Radio 10: “La cuarentena fue una excusa maravillosa para atropellarnos diariamente y someternos cuando ellos circulan libremente, entran y salen del país, no están ni un día aislados”.

Finalmente, Macri criticó el plan de vacunación contra el coronavirus porque, según él, “por ideología se negaron a comprar vacunas de los Estados Unidos que estaban disponibles”. “No hay dudas de que con vacunas más rápido se podrían haber evitado miles de fallecimientos”, concluyó sobre este punto.

 

Denuncia de Bolivia

Por otra parte, Macri se refirió a la denuncia de Bolivia, según la cual su gobierno apoyó armamentísticamente al régimen de Jeanine Áñez. El exmandatario sostuvo que la acusación es una “operación política” y repitió el argumento que ofreció en una carta la exministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

“Hubo un estallido social en Bolivia después de las elecciones en donde había fuertes cuestionamientos a Evo Morales por presunto fraude. Un grupo de la Gendarmería fue a proteger a la embajada, a los argentinos que estaban ahí: periodistas y funcionarios de Evo que habían pedido asilo. Con nosotros se quedaron un mes, pero después los Alacranes (grupo de Gendarmería) estuvieron siete u ocho meses más ahí”, defendió el líder opositor.