FIESTAS CLANDESTINAS

Desarticularon dos fiestas clandestinas en la Ciudad de Buenos Aires

Más de 200 personas participaban de la actividad y los organizadores enfrentarán a la Justicia.
sábado, 21 de agosto de 2021 · 18:25

En las últimas horas, la Policía de la Ciudad de Buenos Aires junto con la Agencia Gubernamental de Control (AGC) y el Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ) desarticularon dos fiestas clandestinas desarrolladas en bares de los barrios de Palermo y Liniers.  

 

Clandestina en Palermo

Una de las actividades se detectó en Aráoz al 2400. Los efectivos de la División de Operaciones Especiales y la División de Investigaciones Delictivas de la Unidad Operativa de Fiscalización Integral (UOFI) realizaron una inspección conjunta en el establecimiento autorizado para funcionar como restaurante.

Los agentes hablaron con el encargado del lugar y observaron que había muchas personas sentadas en grupos y otras bailando sin respetar los protocolos sanitarios ni utilizar barbijos. El hombre a cargo del lugar no supo justificar el irrespeto a las restricciones.

De acuerdo con las autoridades, los presentes tenían stickers pegados en las cámaras de sus teléfonos celulares, que eran colocados por el personal de seguridad al ingresar para evitar que se filtraran fotografías y videos.

En esta fiesta clandestina participaban más de 140 personas que fueron desalojadas y la Fiscalía Penal y Contravencional notificó al encargado del bar por la infracción de los artículos 205 y 239. La AGC labró un acta e inhabilitó el establecimiento.

Las autoridades recordaron que aunque los casos de coronavirus están en baja persiste el riesgo de contagio.

 

Clandestina en Liniers

La Comisaría Vecinal 9B de la Policía de la Ciudad se trasladó a un local de Rivadavia al 10.900, en Liniers, luego de una denuncia por la organización de una fiesta clandestina.

En el lugar, las autoridades constataron que el sitio no estaba habilitado para funcionar y había más de 70 personas. La Fiscalía Contravencional dispuso la detención del encargado y la clausura inmediata del establecimiento.

Las autoridades recordaron que la organización de actividades con gran cantidad de personas está prohibida y podría significar multas y días en prisión por el incumplimiento de las restricciones debido a la pandemia del coronavirus.