ERROR ORTOGRÁFICO

Un error ortográfico aumentó el valor de algunas monedas de 1 peso que se venden hasta por $15.000

Muchas están en circulación y los coleccionistas las buscan a través de plataformas digitales.
miércoles, 22 de septiembre de 2021 · 20:22

En 1995, durante la administración del expresidente Carlos Menem se encargó a la Casa de la Moneda de Inglaterra la acuñación de 56 millones de monedas de un peso. Cuando las monedas llegaron al territorio argentino, las autoridades notaron un claro error ortográfico, pero era demasiado tarde para corregirlo.

Las monedas tenían escita la palabra “provingias”, en lugar de "provincias"; sin embargo, la urgencia para utilizarlas fue mayor y las monedas comenzaron a circular inmediatamente. Pasaron 26 años y esa falla ortográfica hizo que muchas de esas monedas se comercialicen hasta por $15.000 en sitios como Mercado Libre, eBay, entre otros.

La numismática es el estudio y coleccionismo de monedas, medallas, fichas y papel moneda y los especialistas aseguran que las monedas con algún error ortográfico siempre son más valoradas, debido a que generalmente son más escasas.

El error ortográfico es evidente en las monedas emitidas en 1995.

El sitio especializado Numismática ArgCollectibles vende blísteres completos con hasta 10 monedas de 1 peso por 50 dólares, lo que se traduce en más de $9 mil, al tipo de cambio no oficial. Hay todo tipo de ofertas y se cree que la cantidad de este cambio en circulación es muy significativa, por lo que muchas personas pueden tenerlas y desconocer su valor paralelo.

El error en la moneda de 1 peso se convirtió en uno de los más emblemáticos del siglo XX. Fue detectado a muy poco tiempo de salir las piezas, pero la mayoría ya había sido enviada a los bancos. En ese momento, llegó a informarse que el Gobierno iba a recambiar las monedas a un valor mayor a quienes las regresaran a los bancos, algo que no era real.

El Banco Central cesó la distribución de las monedas con dos metales.

De acuerdo al especialista Ariel Dabbah, en 2011, la economía necesitaba monedas en circulación y el Banco Central decidió poner en circulación el resto de la partida de la moneda, que aún permanecía en las bóvedas de la institución a espera de su destrucción.

 

No se distribuyen más monedas bimetálicas

Las tesorerías de las entidades financieras ya no reciben del Banco Central las monedas bimetálicas de centro dorado y anillo plateado en un peso y las de dos pesos que invierten los colores.

De acuerdo a un reportaje de Infobae, la decisión fue porque la aleación del níquel y cobre es muy tentadora para quienes funden metales por el impacto de la inflación, que hizo las monedas más valiosas de lo que se puede comprar con ellas.

Otras Noticias