SOCIEDAD

"Perdimos lo mejor que teníamos": se cumplieron dos años del crimen de Fernando Báez Sosa

En medio del homenaje, los padres de Fernando Báez Sosa aseguraron que "las familias de los asesinos nunca se acercaron".
martes, 18 de enero de 2022 · 21:16

Dos año después del crimen de Fernando Báez Sosa, sus padres, Silvino y Graciela, se acercaron a Villa Gesell para recorrer, por primera vez, el lugar donde su hijo fue asesinado por un grupo de rugbiers. "Justicia es perpetua", fue el masivo pedido que se leyó en los carteles y se gritó con fuerza.

"Les juro que esto, lo nuestro, ya no es vida, uno sigue porque respira. Perdimos lo mejor que teníamos, quiero justicia y que pueda descansar en paz", expresó Graciela, madre de Fernando Báez Sosa. "Esta fue la primera vez que vi el mar, hubiera sido distinto con mi hijo", agregó.

Los padres de Fernando y un enorme pedido de "JUSTICIA X FER".

“Desde el primer momento que llegamos acá, fue difícil. Es como venir a buscarlo", enunció Silvino, padre un joven Fernando Báez Sosa que falleció frente al boliche Le Brique, que hasta hoy sigue cerrado. "Pedimos que sea una justicia ejemplar y que paguen los culpables", señaló.

Bajo la consigna de “Amor para todos, odio para nadie”, ambos encabezaron una convocatoria en forma de homenaje para pedir, nuevamente, que se haga justicia. "La forma en que me lo arrebataron es imperdonable por eso luchamos y tratamos de ser fuertes", afirmó Graciela.

 

Cómo está la causa

Al día de hoy, tras dos año del asesinato que conmocionó a Villa Gesell y todo un país, son ocho los rugbiers que se encuentran detenidos y a la espera del juicio oral: Máximo Thomsen, Ciro Pertossi, Enzo Comelli, Matías Benicelli, Blas Cinalli, Ayrton Viollaz, Lucas Pertossi y Luciano Pertossi.

Desde la noche del crimen, que tuvo lugar en la Avenida 3 y Paseo 102, todo el grupo hizo un "pacto de silencio". En principio, estiman que recién en 2023 se realizará el juicio contra los acusados de "homicidio agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas".

Los que fueron sobreseídos: Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi.

Según dispuso el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Dolores, el proceso contará con la declaración de más de 130 testigos y se realizará a lo largo de 22 jornadas. Además del asesinato, se analizarán las responsabilidades penales por las lesiones que sufrieron los amigos de Fernando.

“Son mayores de edad y deben ser condenados", aseguró la madre de la víctima. De momento, los ocho rugbiers permanecen detenidos en Melchor Romero, distribuidos en cuatro celdas contiguas con capacidad de dos cada una y con un teléfono celular compartido.