Supermercados

Supermercados de Buenos Aires tributan la mitad de lo que correspondería

Como si fueran negocios pequeños, varios supermercados "están declarando mal" al vender grandes superficies comerciales con carga tributaria al por menor.
miércoles, 21 de septiembre de 2022 · 19:31

Desde el mes de junio, la Agencia de Recaudación Bonaerense (ARBA) trabaja conjuntamente con el Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica en operativos para detectar maniobras de evasión tributaria en supermercados, mayoristas, minoristas e hipermercados.

Estos organismos verifican a su vez el traslado de mercaderías y el cumplimiento del programa Precios Cuidados. Cristian Girard, director ejecutivo de ARBA, pronunció que existen maniobras de evasión en la venta de carne por cientos de millones de pesos por parte de supermercados.

Ícono de Agencia de Recaudación de Buenos Aires

En palabras de Girard: "En la provincia de Buenos Aires hace unos cuatro años se lanzó un proceso de formalización de la cadena cárnica y se bajó la alícuota para las carnicerías. Es decir, para la venta de carne al por menor”.

A estas declaraciones, agregó: “Es un beneficio para locales y detectamos que algunos supermercados están declarando mal: venden carne en grandes superficies comerciales, en supermercados, pero tributan la mitad de lo que correspondería".

Agente de ARBA

Por último, el director de ARBA comentó que “es uno de los rubros más sensibles en cuanto a aumento de precios, como la carne, y de cadenas que son formadoras de precios y están pagando la mitad de lo que corresponde en concepto de Ingresos Brutos para ese rubro. Son cientos de millones de pesos de evasión”.

Las principales cadenas de supermercados involucradas son: Coto, Carrefour, Changomás, Cooperativa Obrera, La Anónima, Nini, Makro, Cencosud, Toledo, entre otras. Estas estarían distribuidas en Buenos Aires, tanto en provincia y en área metropolitana como en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA).

Supermercado Carrefour

 

Programa Precios Cuidados

El programa comenzó en 2013 mediante una iniciativa del Ministerio de Economía, entonces presidido por Axel Kicillof. Se desarrolló en conjunto con el secretario de Comercio un acuerdo donde los precios de las principales cadenas de supermercados y proveedores de la Argentina se comprometerían a vender sus productos al consumidor final a un precio único y constante acordado por el Estado nacional

Se destacó el programa porque sería una referencia para el resto de los productos y porque ofrecería previsibilidad a la economía.