Fernando Báez Sosa

Luego del jueves, podrán decir unas últimas palabras los asesinos de Fernando Báez Sosa

Este proceso que no cumple como declaración, será luego de los alegatos.
martes, 24 de enero de 2023 · 18:19

Los imputados en el asesinato de Fernando Báez Sosa dispondrán de sus últimas palabras, garantizadas en el artículo 368 del Código Procesal Penal bonaerense, en la etapa de alegatos que se realizará desde el miércoles próximo hasta el jueves. Además, los padres de la víctima podrán solicitar la palabra, si es que lo permiten los magistrados. 

En esta instancia, los rugbiers podrán expresar alguna apreciación breve sobre el juicio en su totalidad, no solo en su defensa o confesión sobre el crimen premeditado cometido contra Fernando Báez Sosa. La corta expresión no constituye una declaración y se lleva a cabo luego de las ya anunciadas defensas o imputaciones de todas las partes.

Los ocho rugbiers imputados.

Máximo Thomsen, Enzo Comelli, Matías Benicelli, Blas Cinalli, Ayrton Viollaz, Luciano Pertossi, Ciro Pertossi y Lucas Pertossi; tendrán una última oportunidad para expresarse, pero no en calidad de declaraciones. También será una chance para que Viollaz, Benicelly y Comelli puedan manifestarse por primera vez desde que comenzó el juicio el 2 de enero de 2023, ya que estos imputados no rompieron el acuerdo de silencio acordado entre los asesinos de Fernando Báez Sosa.

En el caso de los padres de la víctima, Graciela Sosa y Silvino Báez, deberán solicitar a sus representantes, Fernando Burlando y Facundo Améndola, hablar en calidad de particular damnificado y será la presidenta del tribunal en cuestión, María Claudia Castro, quien permita o no este actuar. Los defensores de los padres del joven asesinado aseguran que tanto Graciela como Silvino solicitarán este recurso.

Fernando Báez Sosa, joven golpeado hasta la muerte por ocho personas.

 

El amigo de Fernando fue testigo y víctima

Tomás D'Alessandro fue uno de los testigos clave del crimen perpetrado contra Fernando el 18 de enero de 2020 en Villa Gesell. Trató de separar a los agresores de su amigo sin éxito. Superado en gran número por los rugbiers, también fue víctima de los violentos, que lo golpearon hasta tumbarlo y le dieron patadas en el piso.

El amigo de Fernando, Tomás
D'Alessandro, junto a su madre.

Este joven, amigo de Fernando, asistió a 11 de las 13 audiencias del juicio contra los rugbiers. En una instancia, declaró durante 25 minutos, donde expuso lo ocurrido desde su cercano lugar a la víctima y explicó el actuar coordinado de los imputados, tanto de las hostilidades recibidas dentro del boliche “Le Brique” como los comentarios racistas que le hicieron a Fernando cuando ya estaba en el suelo. Le gritaron “a ver si volvés a pegar, negro de mierda”.