Precios Justos

Segunda etapa de Precios Justos: cuándo comienza

El programa de control de precios llega a su fin, pero podría ser relanzado en marzo.
miércoles, 25 de enero de 2023 · 21:26

Con una inflación interanual correspondiente al 94,8% durante el transcurso de 2022 y la llegada de la fecha límite al acuerdo del Gobierno con las empresas de artículos de consumo masivo llamado Precios Justos, el Ministerio de Economía ya comenzó la negociación para relanzar el programa que terminará el 28 de febrero y que su segunda versión empezaría el 1° de marzo.

La primera edición del plan del Gobierno acordado con las empresas, Precios Justos, contó con la congelación en los precios de al menos unos 2.000 productos entre bebidas, alimentos, artículos de higiene personal y limpieza, desde el 11 de noviembre. Además, este acuerdo permitía el incremento de valor de otros 30.000 artículos de los rubros mencionados en hasta un 4% mensual, brindando un margen de previsibilidad para los consumidores.

Matías Tombolini (Comercio Interior) y Sergio Massa (Economía).

Posteriormente, fueron sumados a Precios Justos los rubros de combustibles, calzado e indumentaria, marroquinería, insumos estratégicos para la industria, fármacos y materiales de construcción, exigiendo nuevamente incrementos que tengan como límite el 4% por mes. En este marco, el ministro de la cartera económica, Sergio Massa, apura las conversaciones con las empresas de consumo masivo para relanzar el programa y congelar nuevamente los precios.

En esta nueva instancia, Massa procura que los productos que quedan fuera del congelamiento aumenten, pero acercándose más al 3 que al 4%, para que la inflación retome el camino de desaceleración que ocurrió en los meses de octubre y noviembre (4,9%), pero que volvió a incrementarse en diciembre (5,1%). El Gobierno exige a su vez, un correcto abastecimiento de los productos que integran Precios Justos, que hasta la fecha registró un 67% de cumplimiento.

Señalética de Precios Justos.

 

La brecha entre supermercados y almacenes de barrio

La medida, Precios Justos, fue acordada solo con las grandes cadenas de supermercados (y representantes de los demás sectores mencionados), por lo que los almacenes y kioscos de barrio, que no se encuentran en ningún programa y tienen menor poder de negociación, tienen una diferencia de precios cada vez mayor frente a los grandes complejos de consumo masivo.

Por si fuera poco, el asunto toma más gravedad al concluir que, por el acuerdo que fija los precios, los más perjudicados son los ciudadanos que perciben menores ingresos, ya que no suelen disponer de los medios para acceder a los supermercados e hipermercados contemplados en Precios Justos.

Camioneros de Pablo Moyano controlando Precios Justos en supermercados.

Esta brecha que se encuentra en expansión, en sus casos más extremos, tienen en sus productos una diferencia de valor correspondiente a 167%, aunque la media suele ser de entre 22 y 38% más caro adquirir artículos fuera de Precios Justos. Esta consecuencia del programa fue advertida por el exviceministro de Economía, Emmanuel Álvarez Agis, quien expresó que “este programa de precios, que tal vez puede ser consistente, en esos lugares (negocios de proximidad) no está”.