El Gobierno nacional dio marcha atrás con otro tarifazo

La decisión del Gobierno nacional.
miércoles, 17 de abril de 2024 · 07:40

El Gobierno nacional de Argentina ha tomado una decisión significativa al revocar los aumentos previstos para los trámites en los registros del automotor. Esta medida, que había sido anunciada como parte de una serie de ajustes económicos, fue suspendida tras una reevaluación de las circunstancias actuales.

El ministro de Justicia, Mariano Cúneo Libarona, comunicó la decisión a través de sus redes sociales, indicando que, después de reconsiderar la situación, se decidió dejar sin efecto los aumentos que había planteado el Gobierno nacional.

Los cambios habían sido publicados en el Boletín Oficial mediante el DNU 70/23 y se esperaba que iniciara un proceso de digitalización de los trámites. Sin embargo, este proceso aún no ha comenzado, y la auditoría para los 141 registros del automotor intervenidos sigue en curso.

La suspensión de los aumentos es una respuesta directa a las preocupaciones expresadas por la ciudadanía y diversos sectores políticos. La medida original había establecido un incremento de hasta el 300% en los costos de los trámites, lo que generó un amplio rechazo.

El Gobierno había justificado los aumentos como necesarios para actualizar los aranceles que no se modificaban desde el 31 de octubre de 2023. Sin embargo, la presión pública y el análisis de las expectativas de inflación llevaron a una reversión de la política.

La revocación de los aumentos también se produce en un contexto de debate sobre la eficiencia y necesidad de los registros del automotor. Incluso se ha presentado un proyecto en el Congreso por la diputada nacional del PRO Patricia Vásquez, que propone la eliminación de los registros automotores y la creación de un Registro Único Nacional con un solo arancel.

Golpe al bolsillo

Este proyecto incluye la idea de aplicar una patente única de por vida, simplificando así el sistema y reduciendo los costos administrativos. La decisión del Gobierno nacional de dar marcha atrás en los aumentos refleja una voluntad de escuchar y responder a las demandas de la población.

En un país donde la inflación y la estabilidad económica son preocupaciones constantes, el acceso a servicios públicos asequibles es fundamental. Los registros del automotor, como parte de estos servicios, deben ser accesibles y no representar una carga financiera excesiva para los ciudadanos.

Otras Noticias