El Gobierno puso la mira en el Correo Argentino y crece la preocupación

El Correo Argentino camina por la cornisa.
sábado, 18 de mayo de 2024 · 10:30

El Gobierno ha iniciado un proceso de reestructuración en el Correo Argentino, que incluye el cierre de varias sucursales y la proyección de aproximadamente 7 mil despidos. Esta decisión forma parte de un plan más amplio para reducir el déficit fiscal y mejorar la eficiencia de las empresas estatales.

El Correo Argentino, que a diciembre del año pasado contaba con 16.858 empleados, tiene como objetivo reducir su plantilla a 9.500 para el año 2025. Para lograr esto, se ha activado un plan de retiros voluntarios y jubilaciones anticipadas, ofreciendo beneficios significativos para aquellos que decidan acogerse a estas medidas.

La situación financiera del Correo Argentino ha sido preocupante, con un déficit reportado de $100.000 millones en 2023. El Gobierno busca alcanzar un equilibrio económico mediante una reestructuración que no solo contempla los despidos, sino también la venta de algunos de los 901 inmuebles de la compañía.

El gobierno quiere instalar con los establecimientos de por medio una franquicia pública y privada para mantener la presencia en las 24 provincias.  La propuesta de privatización del Correo Argentino, que forma parte de la Ley Bases, no requiere la aprobación del Poder Legislativo para avanzar con las franquicias.

 La idea es que comercios como kioscos o estaciones de servicios, así como intendencias u otras sedes estatales, puedan contar con un "punto correo", lo que permitiría a la empresa estatal ahorrar en costos de atención al público y personal.

El jefe de Gabinete, Nicolás Posse, ha sido consultado en el Senado sobre los recortes en el Correo Argentino, y Camilo Baldini, actual presidente y director de la empresa, está al frente del proceso de reestructuración.

Despidos

A pesar del cambio de gobierno, Baldini ha conservado su puesto, siendo uno de los 1867 funcionarios del Frente de Todos que siguen en puestos de decisión. Los despidos han comenzado a materializarse, con al menos 200 cesantías concretadas hasta el momento.

Los telegramas de despidos han llegado a empleados de varias provincias, afectando a personal con distintos años de antigüedad, tareas y funciones. Se espera que en los próximos días continúen llegando notificaciones de desvinculación a los domicilios de los trabajadores.

Otras Noticias