Javier Milei mandó al Senado los pliegos de Lijo y García Mansilla para sumarlos a la Corte

Javier Milei acelera el proceso de designaciones.
domingo, 19 de mayo de 2024 · 10:30

En un movimiento político significativo, Javier Milei, ha decidido enviar al Senado los pliegos de Ariel Lijo y Manuel García Mansilla para su consideración como nuevos jueces de la Corte Suprema de Justicia.  

Este paso adelante en el proceso de designaciones marca un momento crucial en la historia judicial y política que quiere imponer Javier Milei. Ariel Lijo, conocido por su trayectoria en el juzgado federal 4 de Comodoro Py, ha sido una figura prominente en el ámbito judicial, manejando casos de alto impacto político.

Su nominación ha sido respaldada por instituciones como la DAIA y Abuelas de Plaza de Mayo, lo que refleja un amplio apoyo en diferentes sectores de la sociedad. Por otro lado, Manuel García Mansilla, cuya carrera y biografía han sido menos divulgadas en los medios, se presenta como una figura que podría traer un enfoque fresco y renovado a la Corte Suprema.

La propuesta de Milei de incluir a García Mansilla sugiere un intento de equilibrar la experiencia con nuevas perspectivas en el máximo tribunal. El envío de estos pliegos al Senado es el siguiente paso en un proceso que requiere una mayoría de dos tercios para la confirmación de los candidatos.

El gobierno de Milei confía en lograr un amplio apoyo para Lijo, incluso dentro del kirchnerismo, lo que podría facilitar también la aceptación de García Mansilla. Sin embargo, el desafío es considerable, ya que el oficialismo aún no cuenta con la mayoría simple de los apoyos en la Cámara alta y enfrenta la tarea de reunir los votos necesarios para alcanzar la mayoría requerida.

La estrategia de Milei parece estar enfocada en cambiar el equilibrio de poder dentro de la Corte Suprema. La incorporación de Lijo, en particular, podría significar un mayor apoyo para figuras como Ricardo Lorenzetti, alterando así la dinámica actual del tribunal.

Cambios

El proceso de designación de jueces de la Corte es siempre un tema de debate y análisis, ya que implica no sólo la evaluación de las credenciales y la idoneidad de los candidatos, sino también la interpretación de las implicaciones políticas de dichas designaciones.

En este caso, las nominaciones de Lijo y García Mansilla por parte de Javier Milei son vistas como un reflejo de su visión para el futuro del sistema judicial del país. Mientras el Senado se prepara para debatir y votar sobre estos pliegos, la atención del país se centra en las posibles consecuencias de estas designaciones.

Otras Noticias