Boca rescató un empate en la Bombonera ante Talleres

A Boca se le notó la ausencia de Kevin Zenon.
domingo, 26 de mayo de 2024 · 08:30

En la tercera fecha del torneo de la Liga Profesional, Boca Juniors enfrentó a Talleres de Córdoba en un encuentro que prometía ser vibrante. Sin embargo, el partido culminó en un empate que dejó a los aficionados con sentimientos encontrados.

 El equipo dirigido por Diego Martínez no pudo ocultar el vacío dejado por la ausencia de Kevin Zenón, una pieza clave en su esquema táctico. El partido comenzó con un Boca Juniors intentando imponer su juego en casa, pero la falta del volante se hizo sentir desde los primeros minutos.

Su habilidad para crear oportunidades y su visión de juego son usualmente el motor del equipo, y sin él, el equipo careció de la chispa necesaria para desequilibrar la defensa de Talleres. La visita, consciente de la ventaja que les daba la ausencia clave en el medio campo, jugó con confianza y logró contener los intentos de Boca de controlar el partido.

La defensa de Talleres estuvo sólida y coordinada, frustrando a los delanteros de Boca que luchaban por encontrar espacios. La polémica de la noche fue el gol anulado que le marcaron a Edison Cavani por posición adelantada.

A medida que el reloj avanzaba, la tensión aumentaba. El local incrementó la presión, pero la falta de precisión en el último tercio del campo era evidente. Los centros no encontraban destinatario y las jugadas se desvanecían antes de convertirse en verdaderas amenazas para el arco de Talleres.

El gol de Boca parecía estar al caer, pero la figura del portero de Talleres se agigantaba con cada intervención. Los intentos del equipo de Diego Martínez se encontraban una y otra vez con sus manos seguras o se perdían por encima del travesaño.

Se repartieron los puntos

Por su parte, Talleres no se conformó con el empate y buscó su oportunidad en rápidos contragolpes que pusieron a prueba la defensa de Boca. Sin embargo, la falta de precisión en el último pase impidió que se concretaran en goles.

El pitido final dejó un sabor agridulce en La Bombonera. El local había tenido la oportunidad de llevarse los tres puntos, pero la ausencia de Zenón pesó demasiado y también lo pudo perder en el final, pero Chiquito Romero fue enorme bajo los tres palos. 

Otras Noticias