El FMI pronostica un fuerte espaldarazo para Argentina este año

El FMI ha manifestado una terrible predicción para el país.
martes, 18 de junio de 2024 · 11:30

El FMI sigue con detenimiento las metas propuestas para Argentina y su consecución durante la primera parte del año y lo que sigue para la segunda. Si bien se pensaba inicialmente que las cosas marchaban a buen ritmo, el organismo internacional vaticina una tremenda caída para el país.

El FMI estaría a punto de desembolsar una gran cantidad de dólares para el país, pero a cambio ha pedido a la cartera económica nacional ajustar mucho más los parámetros de forma tal que se pueda acelerar una virtual recuperación para afrontar los pagos.

Sin embargo, el principal ente financiero del mundo ha declarado en las últimas horas que Argentina tendrá una inflación anual del 140% y una caída en el PBI que sobrepasa el 3%. Estas proyecciones vienen de la mano de un ajuste mayor que contrasta con las ideas que tiene el Fondo sobre el futuro nacional.

El organismo multilateral del crédito ha aprobado la revisión número 8 del plan financiero de Javier Milei, pero ha pedido mayor “ajuste”, a la vez que solicitó al gobierno aplique las políticas que crea necesarias para desbloquear el “crecimiento” y aumentar el “apoyo político”.

No obstante, los sectores más vulnerables del país han visto sus recursos minados durante los primeros meses del año a causa de la liberación de los precios y la virtual eliminación del estado como ente que regula y fiscaliza los precios. En este sentido, hay contradicciones con el plan financiero.

De momento, el FMI ha manifestado que hay buenas perspectivas en cuanto al cumplimiento de las metas, pero en el país se ha traducido en una devastación del aparato productivo. Por el momento, las cámaras productivas ven con mucha incertidumbre el futuro de sus empresas.

La disconformidad

El FMI ha sido un organismo que ha estado presente en muchos de los peores momentos de la vida social y financiera argentina. Durante su intervención en varios puntos históricos se ha logrado ver que no hay ayudado demasiado al desarrollo nacional sino todo lo contrario.

Durante fines de los 90 y comienzo de los 2000, el organismo estuvo presente durante la caída del gobierno de Menem y de la Alianza. Por otro lado, se considera que es una entidad usurera como pocas, ya que intenta involucrar a los actores en una bicicleta financiera sin fin.

Más de

Otras Noticias