Javier Milei fue criticado por el presidente de Uruguay

Javier Milei sigue cosechando enojos.
martes, 9 de julio de 2024 · 12:30

Javier Milei es una de las personalidades más polémicas de las que se tenga memoria en la historia argentina y su comportamiento a demarcado claramente su ubicación con respecto a otros lideres políticos de la región, a la que parece no darle tanta importancia.

Javier Milei tiene predilección por el pensamiento liberal más recalcitrante y por hablar libremente sobre otros presidentes sin importar si esto afectará al país. Hasta habría rechazado asistir a la cumbre del Mercosur tan solo para no cruzarse con el presidente de Brasil, Lula da Silva.

Sin embargo, el mandatario nacional fue ampliamente criticado por su par uruguayo, Luis Lacalle Pou, conocido pensador liberal, por no haber asistido a la cumbre del bloque de América del sur, dañando una historia de compromiso con el desarrollo entre los países de esta parte del mundo.

"Yo le presto importancia al Mercosur, y si realmente creemos en este bloque deberíamos estar todos"

Los comentarios del presidente del otro lado del Rio de la Plata se vinculan con los trascendidos en los que el presidente argentino mencionaba que le importaba el bloque Mercosur, pero dejaba de asistir a las cumbres importantes en este sentido.

La canciller argentina, Diana Mondino, asistió a la cumbre, pero fue ampliamente criticada por la postura nacional sobre el tema. Es que la política nacional argentina ha evidenciado un gran deterioro, desde que asumió el nuevo gobierno en tan solo 6 meses.

Varios analistas políticos internacionales han dado a conocer su postura con respecto, catalogando los esfuerzos del gobierno como desacertados en muchos aspectos. Todo indica que los intereses de Milei están enfocados en los Estados Unidos y en las derechas europeas.

Los números

Javier Milei ha viajado más en los últimos meses que cualquier presidente argentino en sus cuatro años de gobierno. Lo llamativo del asunto es que ha conseguido pocas o nulas inversiones en sus viajes y lo único que ha cosechado fueron algunos reconocimientos y premios personales.

La sociedad argentina se ha dado cuenta de las tremendas diferencias con cualquier otro mandatario de la línea liberal, pero en el caso nacional, avanza a un nivel de desapego con la historia, al punto de convocar a los más grandes detractores del país a su gabinete.

Otras Noticias