Alejandro Fantino

"No me gusta esto, no lo creo": Alejandro Fantino le paró el carro mal en vivo a Luis Ventura

El periodista dio una información muy fuerte y su jefe lo frenó de la peor manera, tratándolo de mentiroso.
jueves, 18 de febrero de 2021 · 11:06

Alejandro Fantino y Luis Ventura tienen una excelente relación, pero, a veces, se producen cruces inesperados entre ambos porque ninguno de los dos tiene por costumbre callarse la boca en determinados temas, algo que acaba de comprobarse ayer en "Fantino a la Tarde".

Todo comenzó cuando Alejandro Fantino habló sobre el supuesto material que Ventura tiene guardado desde hace años que comprometería a varios famosos: "Vos, en algún punto, sos como el coreano del norte, que no sabemos si tiene tergopol o si realmente son de verdad los misiles".

Picantísimo, el conductor de "Fantino a la tarde" ironizó: "Cuando vos hablás sobre la famosa caja fuerte en la que tendrías materiales que si salen a la luz se complica todo. ¿Existen esos materiales?". Ventura no dudó en responder con toda sinceridad las dudas de su jefe:

"Sí, existen, pero en tres escribanías. Son videos, fotos y cartas sobre muchos temas. Hay cosas que revertirían muchas historias que fueron decisivas, incluso, en el destino del país. Yo tengo material de presidentes. Yo he visto cosas, como por ejemplo, una carta de amor de Massera a Isabelita. Y me ofrecieron una fortuna por dos cartas de esa relación, y seis de Massera con Graciela Alfano", aclaró Ventura.

Al oír eso, Fantino se puso pálido y le paró el carro a su empleado: "Luis, ahí nos metemos en camisa de once varas. Cuidemos un poco". Ventura entonces se defendió: "¡Yo me la banco porque lo vi!". Sin embargo, Alejandro no lo dejó continuar y defendió a la actriz y conductora tratando de mentiroso a su empleado:

¡Y yo reivindico a Graciela, porque es una gran persona! ¡No me gusta esto, porque si no queda todo como un halo sobre alguien! ¡Yo respeto lo que vos decís que tenés, pero yo creo que no existe eso, yo no lo creo de Graciela!

Luis se paró y dijo, casi a los gritos: "¡Por la luz que estoy viendo, que me quede ciego ahora, si lo que yo vi no es exacto!". Por supuesto, el periodista no ofreció abrir sus archivos para mostrar el famoso material que le daría la razón, tal vez porque sabe que ese es un camino sin retorno.