Jey Mammón

"Irme a mi casa llorando": Jey Mammón sorprendió con una inesperada confesión sobre lo que vivió

El conductor de "Los Mammones" reveló algo que nadie sabía.
martes, 6 de abril de 2021 · 14:25

Jey Mammón es uno de los conductores más exitosos de la actualidad y eso le permite contar cosas de las que antes, tal vez, no podía hablar, para no enojar a las figuras más importantes de la televisión que lo habían contratado.

Por ejemplo, en el "Bailando por un Sueño", más de una vez debió quedarse esperando que lo llamaran para salir a la pista pero la presencia de personajes más fuertes lo relegaba una y otra vez, lo que, en su momento, lo frustró. De ese tema habló por primera vez Jey Mammón, en una extensa entrevista que concedió al portal Teleshow, dando detalles de lo que vivió antes de consagrarse en América TV:

El otro día hablábamos con El Chato Prada. En el certamen no hablaban de mí y mi coach, Vero Pecollo. Un día me dijo que dependía de mí irme a mi casa llorando o sacar un rédito de todo esto. Y eso hice. Entonces después Marcelo me decía: 'En la calle, la gente me pregunta cuándo vas a bailar'.

El conductor de "Los Mammones" confesó: "Todo tiene que ver con transitar un camino. Yo perdí a mi papá en medio del éxito de mi programa y algo se potenció en mí. Conviven el dolor, la crisis. Lo siento presente cada día que hago el programa. ¿Entendés?".

 

Una entrevistada de lujo

Jey consiguió algo realmente increíble: que Guillermina Valdés le diera una entrevista y, detalle fundamental, que hablara por primera vez de su encuentro con Marcelo Tinelli tras separarse de Sebastián Ortega.

"En el caso de Guillermina fue a través de su encargada de prensa que me llamó para decirme que Guillermina quería venir primero a la radio y, después, a la tele. Yo no la había ido a buscar, pero cuando me llamaron dije que ella podía hacer lo que quisiera. ¡Me encanta! Y así fue. Solita entró a hablar de ese tema y me dijo algo muy lindo de por qué lo estaba haciendo conmigo por primera vez", remarcó el conductor.

Y agregó: "Con mis entrevistados me pasa algo que también me pasaba cuando hacía teatro y tenía solo dos sillas y una boa de cotillón a la que se le caían las plumas. Se genera una complicidad. Antes era escondido detrás del humor y los anteojos de Estelita, mi personaje. Ahora hubo revancha y pregunto como Jey. Demostré que sin la peluca puedo generar lo mismo".

Otras Noticias