CON ESTILO

Imperdible: secretos para preparar en casa los más deliciosos alfajores marplatenses

Rellenos con dulce de leche repostero y un baño de chocolate especial.
lunes, 3 de mayo de 2021 · 09:53

La mayoría de las historias relacionadas con los productos íconos de la gastronomía que hoy tienen fama internacional empezaron en un pequeño local y por iniciativa de un emprendedor dispuesto a hacer algo diferente. Así también es la historia vinculada a los alfajores marplatenses.

Actualmente se vinculan a una marca en particular, pero la historia empezó mucho antes en una confitería llamada Pueyrredón a fines de los años treinta del siglo pasado. La idea fue de Manolo Larrea que vendía los alfajores sueltos.

La masa lleva un ingrediente que le otorga humedad: la miel.

Más tarde se suma otra propuesta con esta delicia dulce: fue en la confitería La Central donde realizaban alfajores de estilo santafesino, pero con la marca Mar del Plata. Luego los fueron cambiando.

Finalmente, fue el griego Demetrio Elíades junto con el santafesino Benjamín Sisterna y el italiano Luis Sbaragalia quienes dieron vida al alfajor marplatense tal como hoy se lo conoce de la mano del maestro pastelero Toribio González.

La particularidad es, sin duda, el dulce de leche que une dos masitas que se cubren con el más puro chocolate semiamargo. Ya ahora, los alfajores se venden en todas partes del país e incluso del mundo. Pero también pueden hacerse en casa.

La cobertura se hace con una ganache de chocolate semiamargo. 

Para ello se necesitarán 400 gramos de harina 0000, 100 gramos de almidón de maíz, 10 gramos de cacao amargo, una cucharadita de bicarbonato de sodio, una cucharadita de polvo para hornear, 200 gramos de manteca, 150 gramos de azúcar, 50 gramos de miel, esencia de vainilla, ralladura de naranja y un huevo.

Primeramente se deberá mezclar y batir la manteca con la miel y el azúcar hasta tener una crema homogénea. Agregar el huevo, volver a mezclar e ir agregando en forma de lluvia todos los secos tamizados: la harina, el almidón, el bicarbonato, el polvo para hornear y el cacao.

Con movimientos envolventes, ir incorporando paulatinamente la ralladura y la esencia hasta que estén todos los ingredientes integrados. Luego habrá que dejar la masa en la heladera hasta que se enfríe. Una vez que la masa esté fría, sacarla de la heladera y estirarla sobre la mesada previamente espolvoreada con harina. Con un cortapasta cortar discos de unos 6 centímetros de diámetro. Ir colocando en una placa enmantecada y llevar al horno fuerte por 10 minutos.

Rellenar con dulce de leche repostero y bañar con una ganache de chocolate sobre una rejilla.