DARÍO BARASSI

"Me preocupé": Darío Barassi grabó un video casero hablando de sus problemas de salud

El conductor debió realizarse un estudio médico muy complejo para poder identificar su enfermedad.
viernes, 7 de mayo de 2021 · 10:31

Darío Barassi encabeza uno de los programas más exitosos de Argentina y siempre hace gala de su gran energía e inmenso sentido del humor, pero en esta ocasión le tocó ponerse serio para hablar de su salud.

En un video que subió a su cuenta personal de Instagram, Darío Barassi confesó el susto que se llevó días atrás, cuando comenzó a sentir dolores, mareos y molestias en general.

El conductor estrella de El Trece comenzó contando lo siguiente:

El fin de semana pasado empecé a sentirme mal: me dolía la vista, mucho la espalda, las cervicales. Estaba abombado, un poco mareado. El día lunes estaba haciendo '100 Argentinos Dicen' y dije: 'Che, se me está dando vuelta todo', y ahí me preocupé.

Darío decidió consultar a su médico personal que le recomendó hacerse una resonancia magnética para detectar la causa del problema (este procedimiento se usa, por lo general, para identificar enfermedades como aneurismas en los vasos del cerebro, esclerosis múltiple, trastornos de la médula espinal, tumores o lesiones cerebrales a causa de un traumatismo).

Tras hacerse el estudio correspondiente y realizar otra consulta con su médico para realizar más chequeos, a Barassi le informaron que, en realidad, su problema es que tiene la columna rectificada. Le explicaron que no es un tema grave y le indicaron que debe realizar un tratamiento llamado reeducación postural global (RPG).

Junto con eso, el conductor recibió masajes y analgésicos para el dolor, lo que el exempleado de Verónica Lozano no dudó en agradecer. "Ya me siento mucho mejor", concluyó, llevando tranquilidad a todos sus seguidores.

 

Mudanza y felicidad

Más allá de los inconvenientes de salud que debe atravesar, Darío le comunicó una gran noticia a sus admiradores porque pudo mudarse a su nuevo hogar en un barrio cerrado de Buenos Aires, donde dispone de una inmensa piscina, un gran parque y una casa con todo lo necesario para él, su mujer y su hija, incluyendo, según su propia confesión, lo que más le gusta: un gigantesco vestidor donde guardar toda su ropa.