CON ESTILO

Amor a primera vista: 4 cactus con los que querrás comprometerte

Las suculentas más atractivas y fáciles de cuidar.
sábado, 8 de mayo de 2021 · 06:30

Aunque existe una amplia variedad de cactus con formas inusuales, texturas llamativas y colores que enamoran a primera vista, las opciones se reducen para quienes son nuevos en el mundo de las suculentas o no cuentan con mucho tiempo para mantenerlas.

Sin embargo, los expertos en plantas aseguran que hay cuatro especies perfectas para las personas que quieren comprometerse con las crasas pero su rutina no se los permite. Estas cactáceas se distinguen del resto por sobrevivir a las condiciones extremas y no necesitan tantos cuidados.

La rebutia es una especie nativa de Perú, Argentina y Bolivia.

Aunque no es de las suculentas más populares, la rebutia se caracteriza por ser un cactus hermoso y fácil de mantener. A simple vista son agradables y compactas. Ambos aspectos la posicionan como una especie perfecta para quienes viven en espacios pequeños.

Muchas personas suelen colocarlas sobre las ventanas o incluso en los estantes de sus habitaciones. En general, florecen durante la temporada de primavera e incluso en verano, pero en invierno se mantienen inactivas.   

Por otro lado, la Mammillaria es una especie fantástica para principiantes. Por esta razón es que se ve con mucha frecuencia en las tiendas online de jardinería o viveros. Algunas de estas crasas tienen la particularidad de crecer bastante con el tiempo, mientras que hay otras que se mantienen igual. 

La Mammillaria es uno de los géneros más grandes que hay dentro de la familia Cactaceae. 

Se suman a la lista los Echinopsis, también conocidos como "cactus erizo de mar" debido a que su apariencia se asemeja bastante a la de este animal. En los viveros se pueden encontrar en muchas formas y colores. Debido a que están altamente hibridados suelen tener flor de muchos tonos, pero los más comunes son el blanco, amarillo, rojo, rosa y naranja.

Por último, los Gymnocalycium también son crasas con un aspecto circular que florecen con facilidad. Aunque la mayoría prefieren un poco más de sombra que otras variedades de cactus, es sencillo identificar a simple vista si necesitan contacto directo con el sol.