CON ESTILO

Abandonaron el “sucucho”: así es la impresionante casa de Mica Viciconte y Fabián Cubero

La mediática pareja se mudó de Colegiales a un barrio cerrado en zona norte.
martes, 1 de junio de 2021 · 04:30

Luego de que Yanina Latorre asegurara en "Los Ángeles de la Mañana" que Mica Viciconte y Fabián Cubero vivían en un “sucucho” ubicado en Colegiales, la pareja decidió mudarse de su departamento y trasladarse a un barrio privado de zona norte.

A diferencia de su anterior vivienda, esta casa country es superespaciosa y está repleta de comodidades. Ni el exfutbolista argentino ni la exparticipante de "Combate" escatimaron en gastos y se dieron todos los gustos. 

Mica Viciconte tiene 2,7 millones de seguidores en Instagram.

En sus redes sociales, la modelo argentina comparte a diario imágenes de su nuevo hogar y asegura que no lo cambiaría por nada. Esta propiedad cuenta con pileta, habitaciones grandes, un jardín rodeado de árboles, un vestidor impresionante, una mesa de ping pong y  otra de pool. Como si fuera poco, en los espacios comunes de su nido de amor, hay una gran cantidad de aparatos electrónicos y sistema de sonido para que nunca reine el silencio.

Mica Viciconte y Fabián Cubero empezaron a salir en el 2018.

La decoración de su hogar también generó que muchos famosos argentinos quisieran seguir sus pasos. Cinthia Fernández fue una de las primeras que manifestó que quería en su casa el mismo baldaquino que Viciconte colocó en la zona del patio. 

 

El ritual de Mica Viciconte y Fabián Cubero antes de irse a la cama

Tanto la exparticipante de “Combate” como el exjugador de Vélez Sarsfield son muy activos en las redes sociales y no temen exponer algunos detalles de su vida privada. A través de Instagram, la pareja confesó que antes de irse a dormir realizan un ritual que los ayuda a conciliar el sueño. Todas las noches, Fabián Cubero le hace masajes en los pies a Mica Viciconte.

Aunque algunos medios de comunicación lo catalogaron como extraño, es bastante común esta práctica y suele utilizarse para relajar tanto la mente como el cuerpo.