Historia de vida

A dos décadas del trágico final: Georgina Barbarossa recordó el día del asesinato de su marido

La actriz argentina abrió su corazón en “PH, Podemos Hablar” y entristeció a todos los invitados.
miércoles, 23 de junio de 2021 · 04:40

Durante su participación en “PH, Podemos Hablar”, Georgina Barbarossa recordó uno de los momentos más tristes en su vida, el fallecimiento de su esposo, Miguel 'Vasco' Lecuna.

Este año se cumplen dos décadas del brutal asalto que la dejó viuda y le cambió por completo su realidad. La finalista de “MasterChef Celebrity” le contó a Andy Kusnetzoff que a su marido lo asesinaron en un taxi, mientras intentaban robarle sus pertenencias. Recuerda que ese día iban a festejar el cumpleaños de sus chicos.

Salí de un estudio de TV y era el día más feliz de mi vida porque iba a celebrar el cumple de mis hijos. Luego me llaman del hospital Rivadavia y bueno, la vida. 

Georgina Barbarossa se casó en 1980 con Miguel Lecuna.

 

Cómo empezó la historia de amor de Barbarossa y Miguel 'Vasco' Lecuna

La actriz aseguró que, desde la primera vez que salieron, la comunicación fluyó y vivían momentos increíbles.

Yo me divertía como loca con el Vasco. Él era un atorrante y por eso la pasábamos brutal.

Barbarossa recordó que su esposo tenía una casa de música y ella trabajaba en una agencia de viajes. En ese momento, salía con unos de sus pasajeros y fueron a buscar unos cassettes. Cuando entró a la disquería, lo conoció a Lecuna y, enfrente de la persona con la que estaba en una relación, comenzó a elogiarle las manos.

Yo no podía creer cómo me estaba encarando. Después fuimos al boliche África y estaba él. Entonces me preguntó si tenía novio y le dije que no.

Esa misma semana, la finalista de “MasterChef Celebrity” fue a buscar un crédito a Aerolíneas Argentinas y se lo cruzó en el camino. En ese momento, le preguntó si quería ir al Luna Park y ella aceptó rápidamente.

Yo pensé que me llevaba a ver Disney On Ice y fuimos a ver boxeo. Yo estaba todo el tiempo diciendo 'qué horror'.

Después fueron a comer a un restaurante y, en medio de la comida, Miguel se dio cuenta de que estaban robando. Georgina se acuerda de que en ese momento él se sacó el reloj y le pidió el suyo para esconderlo.