CON ESTILO

Calidez, colores claros y diseño armónico: así está decorado el departamento de Cande Ruggeri

Allí comparte la vida con su novio, Nicolás Maccari, emprendedor y manager de negocios.
martes, 8 de junio de 2021 · 14:52

Hiperactiva en las redes, en el programa de televisión “La Academia” e incluso en algunas publicidades en las que compite con su papá para obtener una mermelada, Cande Ruggeri parece tener un lado zen que solo da a conocer cuando está en su casa.

Y es que la vivienda que la hija de El Cabezón tiene en Núñez y que comparte con su novio, Nicolás Maccari, tiene todos los ingredientes necesarios para definirla como un hogar con decoración armónica.

Muebles de diseño escandinavo y colores nude en el living.

Allí vive actualmente Cande con su pareja y empresario de pases. La residencia fue recientemente remodelada para la vida en común, después de seis años en los que vivió sola.

Los colores que predominan son los neutros, con paredes blancas, madera de tonos claro en un mobiliario donde prima el estilo nórdico o escandinavo. 

El gran sofá es uno de los lugares preferidos de la pareja. 

En el living, donde cuenta con un gran ventanal que da a un precioso balcón, tiene estantes también en colores claros y distintos adornos con leyendas o con imágenes de flores y plantas, todos en colores muy sobrios. Destaca además un gran sofá de color blanco y almohadones donde suelen descansar o disfrutar de los ratos en que coinciden en la casa.

 

Una historia diferente

Según contó Cande a la revista Hola!, la relación entre ella y Nicolás se dio a través de José Sarkany.

En su momento estaba negada al amor, pero vi una foto, me pareció un bombón y le dije: pasale ya mi número.

Lo cierto que no la llamó enseguida hasta que finalmente se conocieron y conectaron muy bien. Coincidió que luego de ese encuentro, él tuvo que viajar. Pero a su regreso le trajo un regalo especial: un peluche. Desde entonces, no se separaron más.

Para los días de sol, nada mejor que trabajar en el balcón. 

Aunque hablan de vida compartida y también de planes de casamiento, Cande mantiene ciertos reparos: “Aprendí mucho con mis relaciones anteriores. Me rompieron el corazón varias veces porque cuando quiero a alguien, pongo todas mis energías en eso y cuando te defraudan, es fuerte”.