VA POR TODO

Pura maldad: Claudia Fontán hizo esto para perjudicar a María O'Donnell en "MasterChef Celebrity"

La actriz no tuvo piedad contra la periodista.
martes, 8 de junio de 2021 · 23:54

Este martes, "MasterChef Celebrity" se convirtió en una subasta de carnes exóticas, ya que el jurado iba destapando las campanas y cada uno debía ofertar, pero no dinero, sino que tiempo. Claudia Fontán fue una de las más estrategas a la hora de jugar, ya que vio que María O'Donnell quería una proteína y la peleó hasta el final.

La carne era una paleta de llama y Germán Martitegui la describió de esta manera: "Necesita mucha cocción, es muy magra y muy sana. Se puede hacer en milanesa, guiso, albóndigas o un relleno. Es muy versátil". María reconoció que se le hace más parecido a algo que conoce, de lo cual la actriz se dio cuenta e hizo lo posible para quitarle tiempo.

"Si María la quiere tanto, levanto una vez más para sacarle cinco minutos más", admitió en el backstage Claudia entre risas. Fue entonces que ofertó 45 minutos y O'Donnell tuvo que ofrecer 50 para poder cumplir su objetivo. "Cayó", dijo divertida su contrincante.

Santiago del Moro le ofreció a Fontán 55 minutos y fue entonces que tuvo que admitir la verdad sobre su mala intención: "Yo lo único que quiero es sacarle tiempo a ella". "¿Sabés por qué la elegí? Porque no es un bicho y me impresiona menos", admitió la comunicadora.

 

La reacción de Claudia con la invitada de la noche

Generalmente, la producción del reality de Telefe invita a figuras famosas para que interactúen con los concursantes y con el jurado. Esta vez estuvo en el ciclo Verónica Lozano, quien pasó estación por estación ayudando a todos a cortar tomate, mezclar una salsa, condimentar una sopa, entre otras cosas.

Sin embargo, cuando llegó el turno de visitar a la Gunda, la conductora de "Cortá por Lozano" se puso a charlar con Santiago del Moro, quien notó que ambas tenían hijas llamadas Antonia. La participante estaba con el mixer y no podía escuchar muy bien el diálogo, aunque intentaba seguir la charla para no ser maleducada. No obstante, en un momento, miró el reloj y se dio cuenta de que no le quedaba demasiado tiempo, así que dejó a un lado los modales y dijo: "¡Bueno, váyanse que no voy a llegar!".

 

Otras Noticias