CON ESTILO

Sabrosos y coloridos: cuáles son los secretos de Mauricio Asta para elaborar cupcakes con malvavisco

Preferidos por los más chicos, es una excelente opción para un desayuno suculento.
viernes, 30 de julio de 2021 · 10:35

Son de las preparaciones dulces más ricas y fáciles de elaborar. Sin embargo, Mauricio Asta suma atractivos y da la receta para elaborar los clásicos cupcakes pero con un adicional que encanta a grandes y chicos: el malvavisco.

Para esta particular opción de desayuno, el pastelero y jurado enumera los siguientes ingredientes: 120 centímetros cúbicos de aceite neutro, 240 gramos de azúcar, 360 gramos de harina, 2 naranjas, 100 gramos de mermelada de naranja, 2 huevos y 15 gramos de polvo de hornear.

Por otro lado, y en este particular cupcake, Mauricio Asta propone decorarlo con malvavisco, una golosina tradicional de Francia e instalada en Estados Unidos que tiene una textura gomosa y dulce. Para esta parte de la receta se necesita, 185 centímetros cúbicos de agua, 225 gramos de azúcar, 90 gramos de miel, 20 gramos de gelatina y 140 gramos de glucosa.

En sus orígenes, el malvavisco servía para curar enfermedades e infecciones. 

Para elaborar estos cupcakes se deberá iniciar por la masa. Como primer paso habrá que cortar las naranjas en cuartos, retirarles las semillas y  licuarlas junto al azúcar, huevos y aceite hasta obtener una crema.

Luego será necesario incorporar el polvo de hornear y harina con una espátula y en movimientos envolventes hasta obtener una pasta homogénea. Una vez llegado a este punto, se tendrá que verter en moldes de cupcakes pero llenar ¾ partes. Cocinar por 25 minutos a horno mediano.

Para elaborar el malvavisco, por su parte, como paso inicial, habrá que poner en la base de la batidora la gelatina hidratada con el agua. Por otro lado, será necesario llevar el azúcar, la glucosa, la miel y el resto del agua a hervor. Cuando alcance los 120 grados, habrá que retirar, entibiar y volcar sobre la gelatina batiendo enérgicamente para que se forme una espuma dura. Luego Mauricio indica que habrá que seguir batiendo hasta que enfríe y luego verter en una manga con pico liso.

 

Malvavisco, un sabor de la infancia

Esta golosina nació en Francia y inicialmente se usó con fines medicinales. En sus orígenes se elaboró con el jugo de la planta conocida como malvavisco, bismalva, altea o hierba cañamera.

De esta planta se usó desde la raíz a las flores por sus propiedades expectorantes, diuréticas y antisépticas. Algunos historiadores sostienen que en el antiguo Egipto se mezclaba el malvavisco con miel para tratar dolores de garganta.

Luego en Francia se creó esta mezcla con clara de huevo montada (o merengue)  con sabor de agua de rosas que dieron en llamar Pâte de guimeauve.

Otras Noticias