CON ESTILO

Vista ideal y la mezcla perfecta de muebles antiguos y modernos: así es la casa de Marina Calabró

Predominan los tonos claros en las paredes y una decoración sobria.
miércoles, 7 de julio de 2021 · 14:00

Suele contar entretelones de la vida privada de la mayoría de los integrantes del espectáculo y dar detalles de su intimidad. Pero, contrariamente, poco se conoce de los días de Marina Calabró en su residencia.

Según los posteos que mezcla con las apariciones en los programas de televisión, la hija menor de Coca y Juan Carlos suele disfrutar de su hogar en compañía de sus gatos, Dolce y Roma, que acostumbran dormir la siesta frente al gran ventanal.

La mejor vista: mimos en el balcón de Dolce y Roma.

En la casa de Marina Calabró predominan los colores claros en las paredes y se observa un mix de muebles antiguos con tonos brillantes, modernas sillas para el comedor y también algunos textiles, como una alfombra ideal para el invierno.

Miren qué hermosa quedó la alfombra redonda de rulo trenzado.

Además, suele fotografiarse con distintos outfits en uno de sus lugares predilectos de la residencia: una pared con cuadros de dibujos abstractos en el living que combinan los tonos de las gamas del rojo y del azul.

Piso flotante de color claro y todo blanco para dar más luminosidad al ambiente. 

Sus gatitos son habitantes de lujo en el departamento porque disfrutan del sol de los amplios ventanales, de los mullidos sofás y también de los mimos que le prodigan.

 

Una cuarentena que marcó la vida en pareja

Ya había decidido que, con la idea de cumplir la cuarentena con todos los protocolos, Marina Calabró tendría que pasar muchos días en soledad y alejada de su pareja, Martín Albrecht.

Pero tan fuerte fue su decisión que su hija, Mía Virasoro, tampoco estuvo con ella durante ese tiempo debido a que Marina salía a trabajar y pasó la cuarentena con Iliana.

Al respecto, la periodista agregó que como Mía tiene 10 años y ella trabaja todo el día, tendría que estar sola desde las nueve de la mañana hasta las seis de la tarde.

Estoy muy angustiada con esto porque la extraño mucho. Hacemos Facetime, me cuenta lo que hace en el día, pero es difícil.