PARANORMAL

Conexión con el más allá: las experiencias que vivió Carmen Barbieri en su peor momento

La productora transitó por uno de los momentos más delicados de su vida.
miércoles, 11 de agosto de 2021 · 03:30

Uno de los años más complicados para Carmen Barbieri ha sido, sin dudas, el 2021, pues la actriz estuvo internada muy grave debido a un cuadro de coronavirus, por el cual tuvo que ser sometida a un coma farmacológico para poder intubarla. En este contexto, la productora teatral luchó con todas sus fuerzas y hasta el final, cuando se recuperó y retomó su vida habitual. Incluso el proyecto “MarteChef” quedó en suspenso hasta que ella pudo regresar.

Luego de su larga lucha, la capocómica firmó el contrato con Telefe y se reincorporó a las grabaciones del concurso de cocina. Sumado a esto, reveló algunas anécdotas que vivió durante su internación, pues Carmen vivió algunas experiencias paranormal que la marcaron. "Vi a mi mamá sentada a un costado, muy arreglada ella, como era mi mamá, vos la conociste bien, sentada muy seria y muy bien vestida", le confesó a Rodrigo Lussich hace un tiempo. Además, agregó: “Del otro lado estaba una mujer, con un manto blanco y un borde azul, era una virgen, la Milagrosa”.

Carmen brilla con su participación en "Los 8 Escalones del Millón".

Aunque Fede, el hijo de Carmen, creyó que las visiones se debían a la cantidad de medicamentos que le ponían, este fue testigo de otro suceso: “Cuando me sacaron todo, estaba delicada, pero saliendo adelante. Había un gran ventanal. Apareció un colibrí en un árbol. Dije: ‘¡Qué placer!’ Se acercó al vidrio y golpeó tres veces. Fede me dijo que no estaba bien y que estaba inventando. Se acercó a mirar el vidrio y estaban los tres puntitos marcados”, subrayó la actriz.

 

La última experiencia paranormal de Carmen en la clínica

A pesar de que las revelaciones que hizo Barbieri dejaron a más de uno con los pelos de punta, la actriz confesó la última vivencia que le tocó enfrentar: “Yo me estaba muriendo, en una habitación plateada de chapa con mucha luz. Una japonesa me dice que era mi nueva amiga y que me tenía que amigar con mi nueva vida, que era la muerte. Las enfermeras me decían que no me mueva porque me iba a sacar el respirador”. Así concluyó Carmen sus tres escalofriantes experiencia del más allá.