INESPERADO

"Lo que más quería": el injusto suceso que vivió Mercedes Morán en un día muy importante para ella

La actriz se sinceró por completo en una reciente entrevista y contó detalles inéditos.
sábado, 21 de agosto de 2021 · 14:00

Hoy en día, Mercedes Morán es una de las artistas más consagradas dentro de la escena teatral y cinematográfica del país, además formó la familia que siempre quiso y vive un presente excelente. Sin embargo, hubo varios momentos malos que marcaron su vida para siempre y que le hubiera gustado, definitivamente, que sucedieran de otra manera. 

En una reciente entrevista para el ciclo "Caja Negra", el cual conduce el periodista Julio Leiva para el medio digital Filo News, la protagonista de "El Amor Menos Pensado" contó su experiencia al convertirse en mamá y en sus dos partos tuvo situaciones muy extrañas y una en especial de la que se lamenta muchísimo hasta el día de hoy.

Cuando recién salía de la adolescencia y todavía no había cumplido su segunda década de vida, Mercedes se convirtió en mamá por primera vez. Sin embargo, la experiencia en este primer parto no fue la mejor, ya que la baja cobertura que tenía en su obra social no le cubrió los calmantes y no pudo disfrutar absolutamente nada de este momento de su vida.

"A mi primera hija, ya te digo, tenía 19 años, era muy hippie. Quería tenerla por parto natural sin anestesia ni nada, pero me indujeron tanto que tenía unas contracciones insoportables. Les pedí la peridural, pero no llegó, así que me durmieron directamente y me perdí lo que más quería, que era estar presente", expresó muy indignada Morán sobre este momento que marcó su vida, ya que era su primera experiencia en el parto y no pudo vivirlo como tanto anhelaba.

 

Un experiencia que roza lo sobrenatural

Durante el parto de su segunda hija, Mercedes Morán tampoco tuvo una experiencia muy grata, ya que se desvaneció mientras su hija nacía y cuando recuperó la conciencia habló en tres idiomas diferentes sin poder controlarlo. "Hice un pujo o dos pujos, al tercer pujo me desvanecí. Y cuando me desperté me hicieron las preguntitas: '¿Quién sos?' '¿Cómo te llamas?' Bueno, las contesté. Y tres días después, cuando ya estaba por salir de la clínica con mi beba, aparecen el médico, el partero, mi marido y mi terapeuta", contó Morán.

"'Bueno, queremos contarte una cosa, no te asustes. Pero el otro día, cuando estábamos  preguntándote, contestaste, hablaste en inglés fluido, francés fluido y esperanto'. Yo no hablo ni francés, ni inglés", admitió Mercedes sobre esta situación que sucedió en su mente a la que el día de hoy no le encuentra explicación alguna.