LO DIJO

“No me van a ver más”: la triste realidad que vive Antonio Gasalla y su silencioso duelo

Desde que se desató la pandemia a nivel mundial, varios artistas se vieron afectados.
lunes, 23 de agosto de 2021 · 06:30

Sin lugar a dudas, uno de los artistas consagrados y de mayor calibre es Antonio Gasalla, quien con su larga y exitosa trayectoria supo ganarse el respeto y el cariño de sus fanáticos. En este contexto, desde que empezó la pandemia a nivel mundial, muchos fueron los profesionales del espectáculo que se vieron afectados de manera directa por no poder trabajar. Uno de ellos fue el humorista, quien hace 570 días no pisa un escenario. La última vez fue en Mar del Plata, en el reconocido Radio City, pero el dolor de rodilla fue más fuerte y, al finalizar el mes de enero, dio por terminada la obra.

Desde entonces, el silencio y el encierro es lo que caracterizó la vida del humorista, quien además de su problema de salud, se enfrentó a un mundo en pandemia que cerró teatros, cines y hasta algunos programas de televisión. De esta manera, Gasalla se quedó en su casa de Recoleta y allí ningún medio pudo entrar para saber de su vida. A pesar de esto, el actor no deja de pensar en todo lo que dejó por su profesión y, aunque no puede hacer mucho más, se acoge en su domicilio donde encuentra, como cable a tierra, el cuidado de sus plantas.

Su carrera profesional empezó en el año en 1974.

De este modo, Antonio reconoció: “Tengo 80 años. ¡Trabajé casi 60 sin parar! Ya no. Un teatro con 800 localidades hoy tiene 200, sacan filas. No voy a trabajar así. Yo quiero hacer teatro bajando del escenario, hablando con la gente. Eso no se puede hacer más”. Asimismo, amplió su postura y aseguró: “El que lo necesita hacer que lo haga. A mí no me van a ver más”.

 

Cómo es la vida de Gasalla en estos tiempos

Desde que inicio la pandemia, Antonio tomó la decisión de guardarse y no volvió a pisar la vereda desde ese momento. La soledad es su única compañera y esto se debe a que puede, pues tiene los recursos económicos para quedarse en casa, según manifestaron sus allegados. Pero, si su estado de ánimo está preparado para esto, nadie lo sabe, pues el actor se encargó de que nadie supiera nada más de su existencia.