El trece

"Se bajó": Guido Kaczka mandó al frente a Antúnez y dejó en evidencia su torpeza

El conductor invitó a bailar una coreografía al carpintero y este no lo logró.
miércoles, 25 de agosto de 2021 · 02:00

Guido Kaczka es uno de los conductores más ocurrentes cuando de levantar el ánimo en los programas que conduce se trata. Es así que el presentador de "Bienvenidos a Bordo" hizo bailar a todos en el estudio, pero se centró específicamente en Antúnez, que se perdió en la coreografía.

Para la ocasión, fue el señor Marcelo Iripino, quien estaba encargado de marcar una coreografía, a la que se prendieron todos a bailar. Sin embargo, el conductor advirtió a Antúnez inmovilizado y se lanzó con el micrófono sobre el personaje para invitarlo a pasar al frente a bailar.  

Todo comenzó porque el carpintero iba a empezar su performance en las dominadas frente a uno de sus rivales de turno; entonces sucedió que el humorista les dedicó una canción a los participantes y marcó el challenge. “¿Lo tienen?”, le preguntó Guido al equipo y todos comenzaron a bailar al ritmo del canto de Marcelo. “Sabés que estuvo bien, eh”, enfatizó Guido, hasta que advirtió a Antúnez al fondo sin haber bailado.

Pará, pará, está faltando algo.

Además, remarcó: “Antúnez, por favor, acérquese, porque se quedó al fondo”, lanzó Guido e invitó a los bailarines del piso a enseñarle la coreografía al nuevo disertante. Empezaron a ensayar y todo marchaba bien, incluso en el paso más difícil de hacer llamado “el elefantito”. 

"¿La tenés?", preguntó el conductor y el participante respondió: “Creo que sí, pero es un montón” y, al sonido de "Listos preparados, ya”, comenzó a bailar al ritmo del “Eh, carpintero” que coreaba la canción.

 

La destreza

Si bien es muy prematuro aprender una coreografía en tan poco tiempo, pudo ensayarla en breves minutos, ya que no eran demasiado complicados los pasos que marcó Iripino. Sin embargo, quedó en exposición que, por lo menos en ese momento, el baile no era lo suyo y que no presenta muchas habilidades ni destrezas al momento de interpretar una performance improvisada.