una gran molestia

"Me tengo que operar": el terrible problema de salud que dificulta el día a día de Yanina Latorre

La panelista contó la situación con lujo de detalles y preocupó a sus compañeros de trabajo.
jueves, 26 de agosto de 2021 · 13:51

Cuando se trata de su vida personal, Yanina Latorre no tiene ningún problema de dar detalles de contar los problemas que la aquejan o las situaciones que le suceden a diario. Es por este motivo que, en la edición de hoy de "Los Ángeles de la Mañana", la mediática contó una triste situación que vive en la actualidad y que dificulta su día a día, por lo que tiene que hacerse cargo con un profesional de la salud.

Mientras sus compañeros de programa debatían y contaban las operaciones a las que se habían sometido, la panelista de El Trece tomó la palabra para sincerarse sobre el terrible problema de salud que la acompaña. "No me estoy quedando ciega, pero tengo una situación con la vista. Tengo principios de cataratas", contó Latorre bastante preocupada por el tema.

Más allá de que esta situación que la alteró bastante, Yanina Latorre admitió que ya había ido al médico y que se ocupaba del tema antes de que la situación la superara. "Ya fui al médico y el 14 de septiembre me voy a operar. Me van a poner una lente interocular, estoy muy incómoda, me cuesta manejar y hasta caminar, ya no es solo leer", expresó Latorre resignada a que la única solución era la cirugía.

"Son los dos ojos. Yo creí que era presbicia lo mío, por edad, tengo 52 años y con ese problema arranqué hace dos años. Pero ayer fui al oftalmólogo y me encontraron astigmatismo, presbicia, hipermetropía y principio de cataratas", contó Yanina sobre los problemas de salud que la acompañan. Afortunadamente, esta dolencia tiene solución y en las próximas semanas Latorre se hará cargo y podrá recuperar su ritmo de vida habitual.

 

Cómo comenzó todo

Al estar diagnosticada de presbicia por la edad, Yanina no le dio mucha relevancia al problema en un principio. Sin embargo, luego de evitar el problema por un tiempo, el cuerpo de Latorre empezó a mandarle señales de que el problema era mucho mayor de lo que pensaba. "Me pasó que me costaba ver el plato de comida, como que no distinguía la ensalada. Veo desenfocado, lo que está ahí no lo leo, lo digo de memoria", expresó Yanina mientras señalaba el cartel con la publicidad.