Televisión

Un participante de "La Voz Argentina" sorprendió a Lali Espósito con un pedido de disculpas

La artista aceptó las palabras del joven y le dejó un lindo mensaje de aliento.
viernes, 27 de agosto de 2021 · 08:41

"La Voz Argentina" está cada vez más cerca de llegar a su fin y los participantes lo dan todo sobre el escenario para consagrarse campeones. Más allá de las performances que hacen para demostrar su talento, los concursantes viven momentos de mucha emoción y alegría. En la última gala del reality, por ejemplo, el joven oriundo de Mendoza, Marcos Olaguibet, brilló con su presentación y luego tuvo un grato intercambio de palabras con Lali Espósito.

El cantante, que pertenece al equipo de Mau y Ricky, interpretó el tema "Circles" de Post Malone y la primera en darle una devolución fue la protagonista de "Sky Rojo". "Yo soy muy fan de él. Me parece que tiene mucha personalidad", le dijo Lali. "¿Le puedo decir algo a Lali?", preguntó Marcos. "Siempre te quise decir que te debía una, porque al principio vos fuiste la primera persona que se dio vuelta. Por eso quería pedirte acá por cámara disculpas, decirte que lo siento y que te admiro un montón", expresó el joven en alusión a cuando comenzó el programa con las audiciones a ciegas y, pese a que Lali lo quería en su grupo, él escogió a los hermanos Montaner. "A mí me encanta que estés con mis amigos, siento que hacen un gran trabajo juntos", lo halagó Espósito.

 

La emotiva devolución para Marcos

Luego del pedido de disculpas que le hizo a Lali Espósito, Marcos obtuvo reconocimiento por parte de los otros integrantes del jurado. Cuando Ricardo Montaner tomó la palabra, contó que se sintió un poco identificado con la historia del joven mendocino y sus comienzos en la música con una guitarra de dos cuerdas. 

"Me quedé pensando en lo de la guitarra y me acordé de cuando los reyes magos me regalaron mi primera guitarra, que era un requinto. Vivíamos aquí en Buenos Aires, en Valentín Alsina", comenzó Montaner y agregó: "Cuando nos mudamos a Venezuela me llevé mi requinto. Y unos meses después de llegar a Caracas hubo un temblor y recuerdo que lo único que agarré para salir del décimo piso fue mi guitarra, como que eso de alguna manera me iba a guiar".

"Asi que esa guitarra de dos cuerdas que te regaló tu vecina, de alguna manera era un presagio de lo que venía en tí", cerró Ricardo con gran emoción.