CON ESTILO

Familiero y sensible, Sergio Goycochea se mantiene en forma en su lujosa casa en Nordelta

Cuenta con un amplio parque con piscina y parrilla para la reunión con amigos.
sábado, 28 de agosto de 2021 · 11:00

Pasaron más de 30 años y todavía hoy, cuando se habla de Sergio Goycochea se lo presenta como el arquero que hizo milagros en aquel recordado Mundial de Italia ´90.

Y es que aún hoy el guardameta tiene en un rincón de su hogar en Nordelta, nada menos que aquel mítico buzo que él usó en aquel entonces y por el que un coleccionista llegó a ofrecerle hasta 50 mil dólares.

Además de trabajar en la TV pública, incursiona en el teatro con Flavio Mendoza. 

Lo cierto es que el Goyco como se lo conoce, es un sentimental, un hombre sensible que lloró al aire desconsoladamente cuando supo del fallecimiento de su entrañable amigo Diego Maradona y que acostumbra a compartir en las redes sus momentos importantes en la calidez de su hogar.

La casa de Goycochea está en Nordelta y, a punto de cumplir 58 años, usa su jardín y amplio parque para poder cumplir con su rutina de ejercicios para mantenerse en forma.

Nunca dejó de lado la elegancia. Y tanto en su casa como en el trabajo se muestra siempre a la moda. 

El ex futbolista comenzó su carrera en River y se retiró en Newell's; actualmente comparte la vida con su mujer, Ana Laura, de quien sigue enamorado como el primer día, y también con su hijo más chico.

Vivo bastante el presente. Trato de adaptarme a la realidad y al mismo tiempo trato de respetar mis momentos y mi calidad de vida

Confeso devoto de la vida en familia, suele mostrar algunas imágenes en las que se lo ve mientras cumple su serie de gimnasia y también con sus hijos, con quien suele disfrutar de asados que él mismo prepara.

Disfruto mucho de mi casa, de la tranquilidad, de la seguridad. Y, antes de la cuarentena, también del deporte

Goycochea además de cumplir con su rol de conductor, se encarga de algunas tareas de la casa; asegura que le gusta vivir en el barrio por la cercanía e incluso compra bastante en el centro comercial de Nordelta.

Por ahora, en la lujosa residencia que cuenta con una galería y además un living vidriado que mira al jardín con piscina, tiene varias habitaciones donde residen cómodamente él, su esposa y Bautista, su hijo más chico. También allí suele recibir cuando se puede la visita de su nieto, ya que Paloma lo hizo abuelo.

 

 

Un encuentro de familia y con la historia

En medio de la cuarentena obligatoria, fueron muchos los que dieron a conocer parte de su intimidad. Y Sergio Goycochea no fue la excepción. Y es que decidió, junto a sus hijos, recrear nada menos que la definición por penales frente a Italia por las semifinales del Mundial 1990.

Pero no fue algo hecho al azar, sino que Goyco se vistió con el mismo atuendo que usó para aquella ocasión y recreó su cara, la atajada, la corrida con el puño en alto y el abrazo de sus compañeros. Un momento para los nostálgicos.