CON ESTILO

El mejor lugar para la vida en familia: calidez y tonos claros en la casa de Germán Martitegui

La cocina cuenta con los mejores instalaciones y utensilios para deleitar a sus hijos.
domingo, 29 de agosto de 2021 · 20:00

La casa de Germán Martitegui tiene todo lo necesario para que ese sea el lugar que más disfruta en compañía de sus dos hijos, Lautaro y Lorenzo.

Y es que allí el jurado de “MasterChef Celebrity” se dedica a descansar, a jugar con sus hijos y también a cocinar algunas de las delicias pero con la calidez que requiere la cocina de hogar.

Lejos de la sofisticación de su restaurante, en su casa, cocinan todos. 

En la mayoría de los ambientes de la residencia destaca una decoración minimalista con paredes pintadas en colores grises y sin demasiadas estridencias. Los muebles son de diseño.

El living es uno de los sitios predilectos de la familia ya que allí Germán Martitegui se relaja luego de las jornadas de trabajo, para lo que instaló un sillón de pana en color gris. El ambiente logra mantener una armonía y una tranquilidad especial cuando usa las cortinas de black out que colocó sobre el ventanal.

En esta época del año, las azaleas deslumbran con sus colores. 

El jardín es uno de los sitios más convocantes para los dos pequeños de la casa que lo usan para jugar o, en el verano, para disfrutar de la pileta. Las plantas que crecen en ese particular rincón de la casa de Martitegui merecen una mención especial: las azaleas y la hiedra que cubre la medianera, deslumbran con sus colores.

Los más jóvenes de la casa suelen mostrarse con diferentes looks en las distintas épocas del año, al posar para las redes en el bello jardín de la residencia.

Fiel a su estilo personal, la casa de Martitegui destaca por la sobriedad.  

Respecto al dormitorio, Germán se decidió por una cama con respaldo importante que mantiene una estructura unida a las mesas de luz. Y además, incluyó un cuadro donde hay una antigua estación de trenes.

 

La cocina más íntima

En este ambiente de la residencia de Germán Martitegui lo que más abunda es la luz natural. Pero no solo eso porque, como no podía ser de otra manera, en la cocina de un chef profesional cuenta con todos los utensilios necesarios y más sofisticados.

Respecto a los colores, prefirió pintar las paredes de blanco que combinan con los muebles para los que eligió tonos llamativos.