Natalie Weber

El secreto fitness de Natali Weber que comparte con su marido, Mauro Zárate

La modelo es dueña de una trabajada figura y este es el misterio de sus entrenamientos.
domingo, 29 de agosto de 2021 · 00:00

Natalie Weber es una famosa modelo que, además de varias presentaciones en la pantalla de la televisión argentina, utiliza las redes sociales para acercarse a su público, y se ha convertido en una destacada influencer, con un total de 681 mil seguidores en su cuenta personal de Instagram, donde también comparte las fotos de sus entrenamientos

La modelo se hizo famosa, más allá de su carrera profesional de modelaje para la firma Multitalent, por su relación con el famoso jugador de futbol argentino, Mauro Zárate, delantero del Club Atlético Boca Juniors, con quien tiene dos hijos, los pequeños Mía y Rocco. Además, en cuanto a la pantalla chica, tuvo una participación importante en la pista del “Bailando 2018” junto a Ivan Anrriquez y, últimamente, se había sumado, aunque por un corto periodo, al equipo de panelistas del set “Pampita Online”. 

Natalie, además, ostenta una figura bien trabajada: la influencer es una aficionada al mundo fitness, y suele subir posteos en Instagram donde muestra momentos de entrenamiento que también comparte con su marido deportista.

En las historias, deja ver que el secreto de su entrenamiento se encuentra en los ejercicios con peso y en una activa rutina de repeticiones diarias.  Además, aprovecha sus posteos para darle paso al canje, y así modelar a marcas de indumentaria deportiva como lo son Liss and Bagg, y Dalton Apparel, entre otras.

La modelo y el jugador llevan 10 años de casados.

Familia Xeneize

La modelo también se animó a compartir en estos días un carrusel de fotos correspondientes al cumpleaños de su hijo Rocco, quién recibió sus seis años de vida, en un intimo festejo en familia. 

Uno de los detalles que llamó la atención es que la torta de cumpleaños llevaba el escudo del club de Boca, de donde es jugador oficial su papá, cosa que no hace más que agrandar el cariño y fanatismo de los hinchas bosteros por el delantero y su familia, bañados de azul y oro.