CON ESTILO

Con diseño italiano, la mansión de Alejandro Fantino sorprende por un ambiente dedicado a Star Wars

El conductor es fanático de esta saga que brilla en el escritorio donde él trabaja.
jueves, 5 de agosto de 2021 · 18:30

En producciones especiales para las revistas de decoración o en las redes sociales, Alejandro Fantino no tiene problemas en abrir las puertas de su lujosa mansión de zona norte para mostrar detalles de su vida.

Y hay uno que llama la atención, más allá del lujo que impera en la vivienda, y es el rincón de la biblioteca que el actual conductor de “Intratables” supo acondicionar con imágenes y figuras de una de sus sagas predilectas: "Star Wars".

Elegancia y pasión; la vivienda de Fantino une paredes rústicas con mármol.

La casa es una fastuosa propiedad en un exclusivo barrio privado donde supo combinar las paredes rústicas con una decoración medieval y que remite a la Toscana italiana, con gimnasio inteligente y una enorme pileta.

En la residencia habita junto a su novia Conie Mosqueira y sus perros. Fantino disfruta particularmente de un rincón especial en el que no solo cuenta con una nutrida biblioteca sino que es allí donde aloja las figuras de sus héroes.

Tengo un póster de Rambo y muñecos de gran tamaño de los personajes de 'La Guerra de las Galaxias' como Yoda.

Para estudiar sobre mitología, Fantino elige el ambiente más silencioso del hogar. 

Además, hace honor a ser un hombre del interior al contar en su amplio parque con una parrilla y una galería abierta y cerrada que mira al jardín, donde suele disfrutar en los días más cálidos.

El gimnasio es un capítulo aparte, ya que allí el conductor posee un elíptico para simular hacer escalada y también una bicicleta que tiene un dispositivo para hacer ejercicio como si estuviera en una pendiente o en las mismas curvas que transita en la imagen.

De Esparta y Atenas. así lució con Conie en un posteo reciente. 

 

Una devoción por las Termópilas

Fue en la entrevista que Fantino le realizó a Lionel Scaloni cuando se mostró otra de las grandes aficiones que tiene el conductor que es todo lo que tiene que ver con la historia.

Y es que durante el encuentro, el director técnico debió jurar “no tener miedo” al recibir la espada y el casco de rey Leónidas quien participó en la batalla de Termópilas en la que se enfrentó Esparta con Atenas.