QUÉ PASÓ

La amistad más difícil: Wanda Nara y Antonela Roccuzzo siguen sin encontrarse en París

La mujer de Icardi sorprendió con una fotografía en sus redes sociales.
domingo, 19 de septiembre de 2021 · 22:24

A mitad del año pasado, Wanda Nara dejó Italia para instalarse en Francia y poder tener a su familia unida en el día a día. Ante la llegada de Antonela Roccuzzo, se creía que ella sería la primera en forjar una amistad, pero por el momento no hay coincidencias .

La mujer de Mauro Icardi suele compartir fotografías y videos en sus redes sociales acerca de su círculo de amigos y los encuentros que mantiene con jugadores de fútbol y sus mujeres. Sin embargo, Anto y Messi aún no se encuentran en estas reuniones.

A pesar de que lo primero que hizo Wanda cuando se enteró de la llegada de los argentinos a París fue comenzar a seguir a la rosarina en las redes sociales, y ella le devolvió el detalle, por el momento llama la atención la distancia que hay entre ellas. Incluso, en varias ocasiones estuvieron en el mismo lugar y nunca tuvieron un intercambio.

Ahora, Nara compartió en Instagram Stories una foto con un grupo de amigos y escribió: "¡¡¡Estamos todos!!!". Al parecer, los Messi por el momento se mantienen lejos de las actividades sociales del club, por lo menos hasta que se adapten a su nueva vida en la capital francesa. 

Wanda acaba de recibir la visita de su hermana Zaira.

 

La mala suerte de Messi

Antonela y Lionel se encuentran un poco preocupados porque no encuentran un hogar adecuado para instalarse junto a sus tres hijos Thiago, Mateo y Ciro, ya que tenían uno en vista (y casi cierran contrato), pero tuvieron un entredicho con el propietario.

Se trata del “Palais Rose'' (Palacio rosado), ubicado en el exclusivo barrio de Neuilly-sur-Seine, una mansión con todos los lujos y pretensiones del crack del fútbol y la diosa argentina, pero con un requisito injusto. Al enterarse de que era nada menos que Leo quien la habitaría, el dueño decidió elevar el alquiler mensual de 10 mil euros solo por ser él, una condición que no aceptó.