Siguen las polémicas

Peligra la carrera de modelaje de la hija de Maru Botana

El debate se suscitó porque se encuentra en tela de juicio que trabaje con menos de 18 años.
sábado, 4 de septiembre de 2021 · 22:03

La hija adolescente de Maru Botana y Bernardo Solá comenzó su carrera de modelaje hace pocos meses y hay quienes se cuestionan la legalidad de este hecho.

A pesar de que fue un deseo suyo, la polémica se suscitó después de haber de haber hecho unas fotos para promocionar el emprendimiento de una amiga. Sofía, la cuarta hija de la cocinera, tiene tan solo 16 años y es por eso que levanta sospechas que trabaje antes de alcanzar la mayoría de edad.

Sin embargo, no hay de qué preocuparse, puesto que el articulo 32 de la ley 20.744 establece que: "Las personas desde los dieciséis (16) años y menores de dieciocho (18) años, pueden celebrar contrato de trabajo, con autorización de sus padres, responsables o tutores” y, por lo tanto, avala a Maru en el permiso que le dio a su hija para trabajar.

Sofía contó que el diseñador le compraba brownies cuando era chica.

Por su parte, la joven recién ha empezado a descubrir el mundo del modelaje y ha declarado que no está segura de que esto sea lo que quiere hacer para toda su vida, pero que está muy feliz con la oportunidad que le dio su vecino, Ricky Sarkany, para dar sus primeros pasos de forma profesional y bien cuidada.

 

No deja de dar que hablar

Maru Botana se encuentra hace ya algunos años lejos de la pantalla chica, pero su nombre no deja de aparecer en los portales y las redes sociales como si fuera el pico más alto de su carrera. Lamentablemente, esto ocurre debido las diversas polémicas en las que se ve constantemente envuelta. Si no es por su campaña antiaborto, es a causa de comer un hielo y compartirlo en sus redes sociales.

Lo último que indignó al público en general fue cómo la exconductora evadió la cuarentena al volver de un viaje al exterior, acto por el que ella se justificó y dijo que nadie le avisó nada sobre el aislamiento en un hotel, pero que había cumplido con las normas de prevención del contagio desde su casa. Lo insólito de este suceso es que hizo coincidir a dos representantes de polos muy opuestos dentro de la sociedad: Feinmann y Jey Mammón, quienes se refirieron al tema y opinaron que no era creíble que Botana no estuviera al tanto de lo que sucede a nivel global y, específicamente, de lo reglamentado por las autoridades de nuestro país.