SE HARTÓ

“Que quede claro”: con un contundente mensaje, Soledad Pastorutti enfrentó las críticas hacia La Voz

La cantante derribó todas las especulaciones en torno al show con un fuerte descargo.
sábado, 4 de septiembre de 2021 · 09:39

Con la inminente llegada de la gran final de “La Voz Argentina”, este viernes el certamen brindó un programa especial con el recorrido de los finalistas dentro del reality. Con la conducción de Marley, los jurados del show estuvieron presentes y, allí, Soledad Pastorutti aprovechó el momento y le hizo frente a las críticas con una contundente respuesta.

En detalle, todo tuvo lugar a partir del repaso del camino de Francisco Benítez, el finalista por el equipo de la oriunda de Arequito. Allí, además de destacar las interpretaciones del cantante dentro del show, se hizo mención a su historia de vida y a los desafíos que enfrenta debido a su tartamudez. En este punto, Soledad puso un freno y lanzó un contundente mensaje.

 

Las cosas en su lugar

Tal como se mencionó, tras destacar la historia de Francisco, Pastorutti no dudó en derribar una de las críticas más fuertes que resonó en torno al certamen. Sin más, enfatizó que, a la hora elegir a los cantantes en las audiciones a ciegas, tanto ella como sus colegas no conocen las historias de vida.

Así lo mencionaba: “Él tiene una historia de vida muy especial, pero hay algo que yo quiero agregar”. Contundente, Soledad enfatizó sobre Francisco: “Además de su historia de vida tiene un talento muy especial”.

Por su parte, Marley se hizo eco de las palabras de la jurado de “La Voz” y sumó al respecto: “Él está acá por su talento, no por su historia, eso tiene que quedar claro”. Con ello, Soledad insistió: “Yo quiero que quede claro eso. Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa”. 

Luego de ello, la artista profundizó su idea y, remontándose a las audiciones a ciegas, remarcó: “Nosotros lo elegimos, al menos yo me di vuelta, sin conocer su historia”. De igual forma, agregó: “Cuando nosotros estamos de espaldas, ninguno de nosotros sabemos quién está del otro lado y eso es así de verdad y así de cierto”.

Por último, tras mencionar que todos sus colegas habían apretado el pulsador cautivados por Francisco, concluyó: “Las cosas que nos pasan con las voces de los que vienen acá no lo podemos explicar, por qué uno tiene más empatía con uno que con el otro no lo sé, estamos de espaldas, no los vemos. Apretamos ese botón y dudamos muchas veces si sí o si no”.